Volodimir Zelensky, presidente de Ucrania, denunció que el bombardeo ruso sobre Jarkov es “un crimen de guerra”

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, dijo este martes que el bombardeo ruso contra la ciudad de Jarkov es un “crimen de guerra” y señaló que la defensa de la capital, Kiev, era la “prioridad”.

El bombardeo contra Jarkov es un crimen de guerra. Es terrorismo de Estado”, denunció Zelensky en un video publicado en Telegram.

Avanzan hacia la capital como en Jarkov. Por eso la defensa de la capital es hoy la principal prioridad” de Ucrania, añadió.

Este martes, el mandatario ucraniano también habló ante el pleno del Parlamento Europeo. “Sin ustedes, Ucrania estará sola. Hemos demostrado nuestra fuerza, hemos demostrado que somos iguales que ustedes. Demuestren que están con nosotros, que no nos dejarán de lado”, pidió por videoconferencia.

Y preguntó: “¿Cómo puede Putin hablar de ataques a infraestructuras militares cuando mueren niños y jóvenes? Ayer acabaron con la vida de dieciséis niños ucranianos”.

En el sexto día de la invasión a Ucrania, el ejército del Kremlin se encuentra bombardeando el centro de Jarkov, cerca de la frontera con Rusia, anunció el gobernador de la región, Oleg Sinegubov.

Esta mañana la plaza central de nuestra ciudad y la sede del gobierno local de Jarkov fue atacada de una forma criminal, indicó Sinegubov.

El ocupante ruso continúa usando armas pesadas contra la población civil”, escribió el gobernador. En su publicación, se ve una gigantesca explosión y escombros sembrados dentro del edificio.

En la misma línea que Zelensky, el mandatario británico, Boris Johnson; y el alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Josep Borrelldijeron que los bombardeos sobre Jarkov son un crimen de guerra.

El gobierno británico advirtió que el presidente ruso Vladimir Putin será “considerado responsable” de eventuales crímenes de guerra cometidos en Ucrania y que Occidente mantendrá e intensificará sus sanciones contra Rusia “tanto tiempo como sea necesario”.

Johnson aseguró durante una visita a Polonia que los países occidentales mantendrán indefinidamente la presión de las sanciones al régimen de Putin, a raíz de la invasión de Ucrania.

(INFOBAE)