jueves , diciembre 1 2022

UN SEGUNDO GRITO LIBERTARIO PARA POTOSÍ

RADIO PIO XII.- Potosí hoy debe romper las cadenas que le atan a la minería, diversificar su producción, cuidar más la educación y la salud de su población, generar mejor empleo para combatir la migración y curar a sus ríos contaminados.

Potosí nació en 1545, encadenado a la minería y encadenado a España.

Sus hijos trataron de romper esas cadenas en 1.810, hace 212 años, lograron su liberación recién en 1.825.

La naturaleza fue generosa con esta tierra, dio bismuto, plata, estaño, oro, zinc y plomo en grandes cantidades.

Dio también la mejor quinua, las mejores habas de exportación y la más rica de las papas, más de 200 variedades, echó agua en miles de manantiales y lagunas en el parque Eduardo Avaroa y en otras regiones; dio el salar más grande del mundo capaz de generar grandes cantidades de litio; sus habitantes se organizaron en señoríos y en ayllus; aquí en la cuna del trueno o la dinamita nació el más rebelde y aguerrido sindicalismo minero que soñó y luchó por una nación justa y solidaria, con el poder de paralizar el país y derrocar a las dictaduras.

LAS GANANCIAS PARA EL ESTADO CENTRAL

Entre el año 2.000 y el 2016 Potosí entregó en impuestos al estado central el equivalente a más de 40 hospitales de primer, segundo, tercer y cuarto nivel, más de 1.200 millones de dólares. Aunque 3 de cada 10 potosinas y potosinos no tienen casa propia, menos de la mitad de la población tiene agua por cañería, casi la mitad usa aún el gas de garrafa y más de una tercera parte la leña para cocinar; 6 de cada 10 trabajadores son cuentapropistas son parte del ejército informal; se tienen pocas escuelas equipadas con laboratorios, sólo dos hospitales con algunos especialistas en el norte de Potosí y otro de tercer nivel en la capital potosina.

EL AUTOEXILIO

De 1992 al 2001 perdió 300 mil habitantes por la migración; de 2001 a 2012 unos 130 mil se fueron para siempre buscando mejor trabajo. ¿Cuántos habitantes más perdió entre el 2012 a la fecha? El Instituto Nacional de Estadísticas dice que la población potosina alcanza a 900 mil habitantes, de ese total cuatro de cada 10, el 40%, se concentra en los municipios de Potosí, Villazón, Tupiza y Llallagua, el resto en 37 municipios casi despoblados, la mayoría aún habita el área rural.

La población potosina creció como la tortuga, antes de 1825 contaba con 160 mil habitantes. Hoy tendríamos que habitar 1 millón 300 mil personas en este departamento. Santa Cruz, uno de los destinos mayores de los migrantes potosinos crece a un ritmo cuatro veces mayor que el potosino.

LA MINERÍA PARECE CONDENARNOS A LA DEPENDENCIA

El bismuto potosino hizo tres veces rico a los Aramayo, la plata hizo poderoso a Hochschild, el estaño del norte Potosí hizo supermillonario a Patiño.

Después de la revolución de 1.952 Comibol entregó 20 millones de dólares por la nacionalización de las minas a los barones del bismuto, plata y estaño, gran parte de las ganancias sirvieron para el crecimiento de la burguesía cruceña, para construir carreteras en el oriente y el potenciamiento de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos.

Hoy  Potosí produce por un valor de 2 mil 500 millones de dólares año, su mayor ingreso es por la minería, con el litio ese producto interno bruto podría duplicarse. ¿Potosí será capaz de industrializar la actividad minera e invertir en el potenciamiento de la papa en Betanzos, Ocurí y Ravelo? ¿Mejorar la quinua de los Lípez? ¿Superar la actual producción de ganado camélido en el norte Potosí, las habas de Puna y las frutas en Vitichi y Cotagaita? es decir liberarse de las cadenas de dependencia de la minería y ¿diversificar su producción?

¿Sino, cómo podría superar la silicosis pulmonar cada vez mayor entre los mineros? ¿Cómo enfrentaría el cáncer cérvicouterino, primera causa de muerte entre las mujeres potosinas? ¿O el embarazo creciente y prematuro entre las adolescentes y el VIH creciente? ¿O la curación de una buena parte de sus ríos contaminados por explotación minera no aptos para el riego y el consumo humano?

LOS DESAFÍOS

Todavía 20 de cada 100 personas de 19 años no tiene ningún nivel de instrucción, según el Instituto Nacional de Estadísticas; la mitad de la producción agrícola es papa y casi un 30% quinua; el ganado dominante, 3 millones 300 mil cabezas, se cuenta entre ovejas, cabras y llamas; la población se comunica por 576 mil celulares y 515 mil conexiones a internet.

El total de presupuesto de Potosí para el 2023 es de 909 millones de bolivianos, un 70% sale de la minería, gran parte de esos dineros salen de la regalía minera los que divididos entre los 900 mil habitantes se repartirían en mil bolivianos por cada uno de los 900 mil potosinos.