Rusia amenaza con dejar de suministrar gas si no se paga en rublos

Rusia ha dicho a los países extranjeros «antipáticos» que deben comenzar a pagar el gas en rublos o cortarán los suministros.

Vladimir Putin firmó un decreto que establece que los compradores «deben abrir cuentas en rublos en bancos rusos» a partir del viernes.

«Nadie nos vende nada gratis y tampoco vamos a hacer obras de caridad, es decir, se detendrán los contratos existentes», dijo el presidente ruso.

La demanda de Putin se ve como un intento de impulsar el rublo, que se ha visto afectado por las sanciones occidentales.

Las empresas y los gobiernos occidentales han rechazado las demandas de Rusia de pagar el gas en rublos como un incumplimiento de los contratos existentes, que se fijan en euros o dólares estadounidenses.

Desde que Rusia invadió Ucrania, las naciones occidentales han emitido sanciones económicas y comerciales contra Rusia, pero la Unión Europea no ha impuesto prohibiciones sobre el petróleo o el gas, a diferencia de EE. UU. y Canadá, ya que sus países miembros dependen en gran medida de ellos.

La UE obtiene alrededor del 40 % de su gas y el 30 % de su petróleo de Rusia, y no tiene sustitutos fáciles si se interrumpe el suministro. Mientras tanto, Rusia actualmente obtiene 400 millones de euros (340 millones de libras esterlinas) por día de las ventas de gas al bloque y no tiene forma de desviar este suministro a otros mercados.
Putin dijo que el cambio a rublos estaba destinado a fortalecer la soberanía de Rusia, y que cumpliría con sus obligaciones en todos los contratos, si las naciones occidentales se comprometieran.

Alemania dijo que el cambio anunciado por Putin equivalía a un «chantaje».

En una conferencia de prensa, el ministro de Economía alemán, Robert Habeck, dijo que aún no había visto el nuevo decreto firmado por Putin.

«Con respecto a la amenaza, la demanda o la consideración, ya no se sabe cómo llamarlo, de pagar en rublos, es crucial para nosotros que se respeten los contratos», dijo.

Por otra parte, el canciller alemán, Olaf Scholz, dijo que las empresas alemanas continuarían pagando el gas ruso utilizando euros según lo estipulado en los contratos.

(BBC)