sábado , septiembre 24 2022

Recuperan segunda caja negra de accidente aéreo en China

La segunda caja negra del avión de pasajeros que se accidentó esta semana en China con 132 personas a bordo fue recuperada el domingo y podría ayudar a despejar el misterio de la vertiginosa caída de la aeronave.

El Boeing 737-800 de la aerolínea China Eastern Airlines, que viajaba entre las ciudades chinas de Kunming (suroeste) y Cantón (sur), se accidentó en una colina boscosa de Wuzhou (sur) tras una caída vertiginosa de varios kilómetros en pocos minutos.

«La segunda caja negra del vuelo China Eastern MU5735 fue recuperada el 27 de marzo», informó la agencia noticiosa estatal Xinhua.

Las causas del accidente, que cobró la vida de los 123 pasajeros y nueve tripulantes, no han sido determinadas. Todas las personas a bordo eran de nacionalidad china.

La primera caja negra, que contiene las conversaciones en la cabina, fue recuperada el miércoles y enviada a Pekín para ser descodificada, una tarea que podría tardar varios días.

La segunda caja negra contiene los datos del vuelo como la velocidad, altitud y la ruta seguida.

Cilindro naranja 
La televisión pública CCTV difundió imágenes de los equipos de rescate cuando recuperaron el cilindro color naranja cubierto de tierra cuando fue hallado a 1,5 metros de profundidad bajo las raíces de un árbol.

«Aunque otras partes de la grabadora resultaron gravemente dañadas, la unidad de almacenamiento de datos parece estar relativamente intacta» y «ha sido enviada a un laboratorio profesional para su descodificación», dijo Zhu Tao, director de seguridad aérea de la administración china de aviación civil.

Con las dos cajas negras del avión recuperadas, los investigadores deberán tener los primeros elementos para determinar las causas del accidente.

La noche del sábado, tras confirmar la identidad de casi todas las víctimas mediante pruebas de ADN, la administración china de aviación civil confirmó que todas las personas a bordo murieron en el percance.

Se trata del peor accidente aéreo desde 1994 en China, donde la seguridad aérea es considerada por expertos como muy buena.

El domingo por la tarde se celebró un homenaje de tres minutos a las 132 víctimas en el lugar del accidente, según CCTV.

Mientras sonaban las sirenas, los bomberos, con trajes blancos y mascarillas, sujetaron sus cascos rojos bajo el brazo e inclinaron la cabeza en señal de respeto.

Ahora que se conoce el número de víctimas, empezó el proceso de compensación a los familiares , declaró el domingo Liu Xiaodong, director del departamento de comunicación de China Eastern, citado por Xinhua.

Mientras tanto, centenares de bomberos, rescatistas, médicos, investigadores, voluntarios y autoridades políticas permanecen en el sitio del accidente para continuar la búsqueda.

En la empinada colina en medio de una densa vegetación, con ayuda de excavadoras de color naranja o amarilla, los trabajadores intentan recuperar los restos humanos y trozos del avión para continuar la investigación.

Según el sitio especializado FlightRadar24, el avión perdió en un minuto 21.250 pies de altura (6.477 metros).

Tras una breve recuperación, cayó de nuevo 4.625 pies (1.410 metros), según el rastreador, y desapareció de los radares a 3.225 pies (983 metros) del suelo.

Expertos consideran que una caída como esa es muy rara.

(AFP)

Según una investigación preliminar, loas hojas de servicio de los pilotos eran consideradas muy buenas y sus situaciones familiares «armoniosas», según la empresa aérea.