ONU comienza a negociar tratado ‘histórico’ para combatir contaminación por plásticos

La máxima instancia de la ONU para el Medio Ambiente comenzó este lunes una reunión cuyo objetivo es alcanzar un tratado internacional «histórico» contra la contaminación por plásticos.

«La contaminación por plásticos ha aumentado al punto de convertirse en una verdadera epidemia per se», indicó el presidente de la Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente (UNEA), el ministro noruego del ramo, Espen Barth Eide, en la apertura de las negociaciones, centradas en Nairobi y desarrolladas online.

«Estoy convencido de que llegó el momento de (alcanzar) un tratado jurídicamente vinculante», prosiguió.

«Hay un enorme apoyo y expectativa por parte de la opinión pública» ante este «problema enorme, realmente enorme», añadió por su parte Inger Andersen, directora ejecutiva de la UNEP, Agencia de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

«Sobre nuestros hombros cargamos con una enorme responsabilidad», continuó, instando a los delegados a facilitar el camino para poder negociar un tratado «robusto». Un texto que, a su parecer, debe prever compromisos colectivos y «un fuerte mecanismo de supervisión», que cuente con una financiación que nos permita ayudar a los países más pobres, y con un enfoque de «ciclo de vida» para los plásticos, o sea, una trazabilidad desde su fabricación, pasando por la distribución, y hasta la eventualidad de un reciclaje o no.

Esta decisión «histórica» constituiría el mayor avance medioambiental desde el acuerdo de París para combatir el calentamiento global en 2015 (COP21), añadió.

Concretamente, la asamblea debería aprobar en su última jornada, el miércoles, la creación de un Comité intergubernamental de negociaciones, con miras al desarrollo de un tratado sobre la contaminación por plásticos, cuya fecha límite para adoptarlo sería la próxima Asamblea medioambiental de la ONU, dentro de dos años.

De acuerdo a fuentes cercanas a las negociaciones, el trabajo previo de preparación permitió fusionar varias propuestas puestas sobre la mesa en un solo texto, indicó Andersen.

«Con un fuerte apoyo por parte de los gobiernos, la industria y la sociedad civil, esperamos la adopción de una decisión que confirme que habrá un tratado robusto y jurídicamente vinculante», señaló a la AFP Eirik Lindebjerg, responsable del sector plásticos en la oenegé ecologista WWF International.

«La contaminación por plásticos es una bomba de tiempo (potencialmente) mortífera. Una solución en consonancia con el problema es imprescindible», insistió en un comunicado Erastus Ooko, responsable de la sección específica en Greenpeace África.

De unos 460 millones de toneladas de plásticos producidos durante 2019 a nivel global, menos del 10% se recicla en la actualidad y el 22% se ha abandonado en vertederos improvisados, se quemó al aire libre o se arrojó en plena naturaleza, de acuerdo a las últimas estimaciones de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos).

(AFP)