¡NO VAMOS A ENTERRAR AL RÍO!

RADIO PIO XII.- Se publicó la ley que ordena curación urgente o tratamiento rápido de los ríos enfermos por contaminación minera en el departamento de Potosí. Es “PRIORIDAD” prevenir y tratar la contaminación por aguas ácidas en el departamento de Potosí dice el título de esta ley corta de 5 artículos que lleva la firma del gobernador Johnny Mamani.

Los más de 2 mil agricultores de los municipios de Macha-Pocoata, los más de 5 mil de Llallagua-Chayanta, los 1.200 de Chuquihuta y otros miles más del sud potosino, acompañados por Radio PIO XII en sus movilizaciones, afectados por aguas contaminadas con niveles 2, 3 y 4 de acidez en sus ríos, no aptas para el riego y tampoco el consumo humano, son los directos beneficiarios de esta ley.

El asambleísta departamental Jaime Fernández dijo “ahora los compañeros de Macha-Pocoata pueden pedir el dinero que les falta para terminar la planta de tratamiento de aguas ácidas en Colquechaca”. Ese proyecto tiene un 80% de avance y requiere de 2 millones de bolivianos más para recuperar las aguas del río y usarlos en el riego de sembradíos.

Fernández dijo que los regantes de Llallagua-Chayanta, Chuquihuta y Vitichi ya pueden exigir a la gobernación la elaboración de plantas de tratamiento de aguas ácidas destinadas a disminuir la contaminación en los ríos.

El artículo 4 de la ley señala que la gobernación otorgará dineros suficientes para el tratamiento de la contaminación ambiental por aguas ácidas o gestionar esos recursos ante el gobierno central e instituciones públicas y privadas.

El artículo 5 establece que se firmará convenios entre el gobierno central, el municipio afectado y el gobierno departamental para que estos proyectos sean sostenibles.

Los regantes y agricultores de Macha-Pocoata, cantaron y bailaron cuando esta ley era aprobada en la Asamblea Legislativa Departamental, el pasado 8 de junio, pero mandaron una carta recordatoria al gobernador para que no olvide promulgarla.

Algunos regantes del sud potosino refiriéndose a la ley escribieron en la página del face de Radio PIO XII “es un paliativo, ver para creer, queremos el cierre de la empresa Uzquiano que contamina”

La ley de regalía minera del 2008, destinaba hasta un 10% de los ingresos por regalía minera al monitoreo ambiental, sin embargo la ley de minería del 2014 anuló ese artículo.

En el pilar número 9 de la agenda patriótica del MAS, organización que tomó el poder político en Bolivia se promete al pueblo boliviano que hasta el 2025, celebración de los 200 años de independencia del país, no deben haber ríos contaminados en Bolivia.

¡NO VAMOS A ENTERRAR AL RÍO! dirían quienes escucharon la canción de Luis Rico, un tema muy popular para referirse a la muerte de los ríos contaminados en Bolivia.