jueves , diciembre 1 2022

MIRADAS QUE HUMANIZAN

El Papa Francisco nos invitó a reflexionar sobre la mirada. Nos propone reflexionar sobre tres tipos de miradas. Tenemos que aprender a adoptar la mirada que busca la salvación.

LA MIRADA DE DIOS

La mirada de Dios es una mirada que salva, que tiene misericordia. Es una mirada que no humilla, que no juzga,

La mirada de Dios nunca se detiene en nuestro pasado lleno de errores, sino que mira con infinita confianza lo que podemos llegar a ser.

Jesús siempre nos mira con amor: como con Zaqueo, sale a nuestro encuentro, nos llama por nuestro nombre y, si lo acogemos, viene a nuestra casa.

LA MIRADA DE NOSOTROS MISMOS

El papa Francisco nos preguntan como nos miramos a nosotros mismos:

  • ¿Nos sentimos inadecuados y nos resignamos?
  • Nos miramos y sentimos abatidos, cuando buscamos un encuentro con Jesús?
  • A veces nos sentimos personas de baja estatura, no a la altura de los desafíos de la vida.
  • Vivimos sumidos en problemas y pecados.

Saqueo nos enseña dirigir nuestra mirada hacia nuestra propia salvación. Podemos dar espacio al deseo de volver a empezar, de recomenzar, de convertirnos

LA MIRADA HACIA LOS QUE SE EQUIVOCAN

El pastor de la Iglesia nos  hace la pregunta sobre la mirada que tenemos hacia los que se han equivocado y luchan por levantarse del polvo de sus errores.

  • ¿Es una mirada desde arriba?
  • ¿Es una mira que juzga?
  • ¿Es una mirada que desprecia y excluye?”.

ADOPTAR LA MIRADA DE CRISTO

Los cristianos debemos tener la mirada de Cristo, que abraza desde abajo, que busca a quien está perdido, con compasión. Esta es, y debe ser, la mirada de la Iglesia, siempre, la mirada de Cristo”.