Macron y Le Pen pasan a la segunda vuelta de las elecciones en Francia

Francia revivirá el 24 de abril el duelo de 2017 entre el centrista Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen, según las estimaciones publicadas al cierre de los colegios en la primera vuelta electoral, este domingo. Ambos candidatos se han clasificado para la segunda vuelta de las presidenciales al ser los dos más votados.

El presidente Macron ha sacado en torno al 28,6% de votos, según la estimación del instituto Ifop para la cadena TF1, seguido de Le Pen con 24,4%. Las estimaciones de las otras cadenas e institutos coinciden con ligeras variaciones. En la primera vuelta de 2017, Macron ganó con un 24,01% de votos y Le Pen sacó un 21,3%.

Pero nada será igual que hace cinco años. Le Pen ha suavizado su imagen y ha dejado de asustar a la mayoría de franceses. Según los sondeos, quedará mucho más cerca de Macron que en 2017, cuando el presidente derrotó a su rival con un 66% de votos frente a un 34%. Esta vez, cree tener posibilidades de llegar al palacio del Elíseo.

En tercera posición, por detrás de Macron y Le Pen, queda el líder de la izquierda populista, Jean-Luc Mélenchon, con un 20,2%, según Ifop. El tertuliano ultra Éric Zemmour, que durante unos meses creyó poder disputar a Le Pen el liderazgo de la extrema derecha, saca un 6,8%. Le sigue el ecologista Yannick Jadot, con un 4,6%, empatado con Valérie Pécresse, la candidata de Los Republicanos, el partido histórico de la derecha moderada. Jean Lassalle, candidato ruralista, obtuvo un 3,2%. El comunista Fabien Roussel, un 2,5%.

Y la socialista Anne Hidalgo, un 1,9%, como el pequeño candidato de la derecha dura Nicolas Dupont-Aignan. El catastrófico resultado de Hidalgo y Pécresse –candidatas de los dos partidos que durante décadas vertebraron Francia– sentencia el fin del viejo sistema político francés. Estas elecciones consolidan el duopolio entre Macron y Le Pen en el nuevo sistema, con una tercera pata que es la de la izquierda radical de Mélenchon.

Hidalgo, Jadot y Roussel llamaron a votar por Macron en la segunda vuelta. Pécresse dijo que votaría al actual presidente. Mélenchon evitó dar una consigna a favor de Macron o decir a quién votará él, pero repitió tres veces a sus seguidores: “No hay que dar ni un solo voto a la señora Le Pen”. Zemmour pidió a sus electores que voten a Le Pen.

La abstención, según las estimaciones, ha sido del 26%. En 2017 fue del 22,2%. El récord de abstención en la primera vuelta fue en 2002, con un 28,4%.

(EL PAÍS DE ESPAÑA)