Los empresarios ven inviable incremento salarial y piden pensar en las fuentes de empleo

Diferentes sectores del empresariado boliviano consideraron inviable la propuesta de la Central Obrera Boliviana (COB) de un incremento salarial para este año debido a que el país se encuentra en plena recuperación económica, en ese sentido, demandaron que se piense en las fuentes de empleo que se pueden ver afectadas.

La posición fue fijada luego que el  ente matriz de los trabajadores haya presentado el pliego de demandas al Gobierno donde se propone, entre otras cosas, un incremento del 7% al haber básico y 10% al salario mínimo nacional para este año.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, puso su desacuerdo con esa propuesta debido a que diferentes sectores aun continúan con los efectos negativos que dejó la pandemia y ahora buscan levantarse nuevamente.

“Nosotros planteamos que no debe haber incremento para este porque no han subido los precios, estamos en un proceso de recuperación, hemos caído 13% del PIB y el año pasado hemos crecido un 5%, estamos con un déficit importante y lo más importante seria en este momento mantener los empleos dignos como tiene el sector empresarial”, dijo.

Mientas que el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Ibo Blazicevic, vio con preocupación los porcentajes propuestos por la COB y los consideró “exagerados”, “fuera de lugar” y dijo que «no corresponde».

“Generaría una mayor pérdida de competitividad a todo el tejido empresarial a las pequeñas y grandes empresas del aparato productivo y eso podría redundar en la pérdida de más empleo”, añadió.

El presidente de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia (Caneb), Danilo Velasco, indicó que el país se encuentra trabajado en la reactivación económica y no vio oportuno que exista un ajuste para este año.

Consideró que existen además «muchos sectores» que todavía no se están reactivando como el caso del turismo, por ello, dijo que hablar de un incremento salarial puede “arrojar en el cierre de muchas empresas”.

En el caso de la Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype), su presidente Agustin Mamani señaló que lo que propone la COB es “inviable” y aseguró que su sector se encuentra en “terapia intensiva”.

En ese marco, demandó a la dirigencia “reflexionar” y retroceder en la propuesta porque generaría desempleo en la población.

Para el presidente de la CNI, de aprobarse los porcentajes propuestos, podría significar un golpe “muy duro” para su sostenibilidad de las empresas y microempresas y pondría en riesgo a las fuentes de empleo. “Eso sería catastrófico”, añadió.

El presidente Luis Arce aseguró que la propuesta de la COB será analizada y evaluada por las diferentes instancias del Gobierno con “absoluta responsabilidad” para luego llegar a un acuerdo que se tiene previsto ser anunciado el 1 de mayo en ocasión al Día del Trabajador.

(ERBOL)