Las lluvias mitigan la mayoría de incendios del noreste argentino

El fin de semana de lluvias contribuyó a mitigar la mayoría de incendios de la provincia argentina de Corrientes (noreste), en donde el fuego ha arrasado más de 900.000 hectáreas durante las últimas semanas, informaron este lunes fuentes oficiales.

Según el último informe del Ministerio de Ambiente, este lunes permanecían activos tan solo dos focos de incendio en la provincia, concretamente en las localidades de Corrientes y Santo Tomé.

Asimismo, un total de cuatro incendios están «contenidos» y otros cinco figuran como «controlados», mientras que seis están ya extinguidos.

En este contexto, el gobernador provincial, Gustavo Valdés, confirmó a través de Twitter que un equipo de brigadistas procedentes de las provincias de San Juan y Santiago del Estero ya abandonó Corrientes, «luego del arduo trabajo realizado en los distintos focos de incendio».

En cualquier caso, las autoridades nacionales todavía mantienen sobre el terreno a casi una decena de equipos aéreos, así como a 223 brigadistas y personal de apoyo.

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), actualizados el pasado 21 de febrero, los diferentes focos de incendio han calcinado un total de 934.238 hectáreas de superficie en Corrientes, con especial impacto sobre los pastizales (277.943 hectáreas), los esteros (275.795) y los malezales (197.219).

Las zonas más afectadas desde el comienzo de los incendios son los municipios correntinos de Ituzaingó, Santo Tomé, San Miguel y San Martín, todos ellos ubicados en la región septentrional de la provincia.

El presidente argentino, Alberto Fernández, visitó el pasado viernes por primera vez Corrientes tras la propagación de los incendios forestales, en aras de impulsar diversas acciones para fortalecer el combate al fuego y recuperar los daños provocados al sector productivo.

(EFE)