jueves , diciembre 1 2022

La RESERVA DE ESTAÑO DE BAJA LEY MÁS GRANDE DE BOLIVIA ha despertado una ola de movilizaciones en Llallagua, norte de Potosí

RADIO PIO XII.- Son 18 millones de toneladas de estaño de baja ley guardadas en colas y arenas de Catavi y acumuladas durante más de 100 años de explotación minera desde fines de 1.800 por empresarios chilenos de la compañía estañífera Llallagua, luego por la empresa Patiño a principios del Siglo XX y por la Corporación Minera de Bolivia en 1.952.

Sumados a los desmontes o gransas de Siglo XX, estas reservas de estaño de baja ley alcanzarían a 40 millones de toneladas.

EL CONTRATO Y LAS MOVILIZACIONES

Los cooperativistas mineros del norte Potosí fueron los primeros en movilizarse porque se enteraron del contrato firmado por la COMIBOL que adjudica a la compañía minera Gondwanaland recuperar el estaño cuya cabeza de ley es de 0.20%, 0.25% y 0.41% depositado en las colas y arenas de Catavi.

El presidente de COMIBOL Marcelino Quispe aclaró que esa tarea se realizará en la parte de las reservas que le corresponden a la Corporación Minera de Bolivia y no afectará la parte que les toca a los cooperativistas mineros. Aclaró también que no se realizará ningún tratamiento mientras el contrato no tenga el visto bueno del Congreso o Asamblea Legislativa Plurinacional.

Los cooperativistas reaccionaron porque el gobierno de Evo Morales les entregó a principios del año 2013, hace 9 años, la mitad de estas 18 millones de toneladas de las colas y arenas a condición de que presenten en un tiempo de dos a 5 años un estudio a diseño final de cómo explotarán esas reservas.

Los cooperativistas mineros pidieron anular el contrato entre COMIBOL y GONDWANALAND, exigieron aclarar la firma del contrato y señalaron que afecta sus fuentes laborales porque no se les consultó esa acción. Advirtieron con radicalizar medidas de presión si las autoridades no les informan y aclaran esos requerimientos en el menor tiempo posible.

Los siguientes en movilizarse fueron los vecinos y vecinas del distrito de Catavi, liderizados por CODINCA, el Comité de Defensa de Intereses de Catavi, apoyando a la empresa Gondwanaland, aclarando que ellos fueron guardianes de las reservas y de todo lo que quedó de la COMIBOL, señalando además que esa inversión significará fuentes de trabajo para su población e ingresos económicos para el municipio.

EL POSIBLE VALOR DE LAS COLAS Y ARENAS DE CATAVI

COMIBOL hizo un estudio hace más de 11 años, concluyó que se necesitaban de 30 a 50 millones de dólares de inversión para montar una planta recuperadora de estaño tratando 2 mil a 3 mil toneladas de las colas y arenas por día. El ingeniero Diógenes Roque, el proyectista dijo que la ganancia neta sería de 7 millones 500 mil dólares a 10 millones de dólares por cada uno de los 30 años de vida útil de las colas y arenas, descontando impuestos, regalías, sueldos, transporte del mineral.

El proyecto recomendaba a COMIBOL contratar a 80 personas.

Otros estudios indicaban que de cada 250 a 300  toneladas de las colas y arenas tratadas se recuperaría una tonelada de estaño con 51% de ley.

En cambio, la empresa privada GONDWANALAND SEÑALA QUE invertirá 135 millones de dólares en montar dos plantas recuperadoras de estaño, la primera con un costo de 15 millones de dólares para tratar 1.500 toneladas de colas por día dando empleo a 200 trabajadores;  la segunda planta con 120 millones para tratar 7.500 toneladas por día y empleando a otros 200 trabajadores. El tiempo de vida útil de esas reservas sería de 25 años.

En sus proyecciones la tonelada métrica de estaño costaría 21 mil dólares, es decir a 10 dólares por libra fina.

La regalía minera calculada sería un total de 24 millones de dólares, no aclara si para el municipio o la gobernación. Sin embargo indica que la GONDWANALAND se llevarían el 33% de las ganancias y el estado central, gobernación y alcaldía de Llallagua se quedarían con el 66% de las ganancias.

Haciendo cálculos nada oficiales y probabilísticos se recuperarían 30 mil toneladas de estaño de las 9 millones de toneladas de las colas y arenas correspondientes a COMIBOL, multiplicando ese monto por los 21 mil dólares que señala la Gondwanaland quedan unos 630 millones de dólares de valor bruto del estaño de baja ley, pero éste es apenas un cálculo probabilístico y nada oficial.

Con todo, LAS COLAS Y ARENAS DE CATAVI, LA MÁS GRANDE RESERVA DE ESTAÑO DE BAJA LEY EN TODA BOLIVIA, HAn DESPERTADO UNA OLA DE MOVILIZACIONES EN LLALLAGUA NORTE DE POTOSÍ.