lunes , noviembre 28 2022
LEY CONTRA LA CONTAMINACIÓN
Anticontaminación

La REBELIÓN de los RÍOS, los hijos MÁS CONTAMINADOS de la MADRE TIERRA

RADIO PIO XII.- Campesinos, regantes y comunarios de Pocoata, Macha, Chayanta, Llallagua, Chuquihuta, pobladores de Vitichi, a nombre de los ríos que no pueden hablar,  arrancaron a punta de bloqueo de carreteras, movilizaciones a La Paz, a Potosí, amenazas de radicalizar protestas, así consiguieron que se apruebe la ley que ordena asignar o fijar dineros para el tratamiento de la contaminación ambiental por aguas ácidas en Potosí, es decir, disminuir la contaminación de los ríos enfermos por explotación minera.

El rio de Colquechaca-Macha-Pocoata, inmenso con caudales que bañan tierras y sembradíos en la provincia Chayanta, donde viven más de 100 mil habitantes, está enfermo con 2, 3 y 4 de acidez proveniente de la mina Gallofa; el río Chayanta-Llallagua que baña valles de tunas, duraznos en la provincia Bustillo, cuyos habitantes superan los 80 mil, tiene contaminación por ácidos de 3, 4 y 5, sus males datan desde fines de 1.800; el río de Chuquihuta, según estudios preliminares presenta contaminación…todos estos ríos perdieron su capacidad de regar y de multiplicar la producción en los sembradíos de acuerdo a pruebas presentadas por toma de muestras del Ministerio de Medio Ambiente, Madre Tierra de la gobernación potosina, Universidad Nacional Siglo XX y verificada en el laboratorio móvil del Centro de Ecología y Pueblos Andinos y principalmente del laboratorio SPECTROLAB de la Universidad Técnica de Oruro.

 

Ante esta rebelión de los ríos enfermos, los  comunarios, regantes y campesinos se movilizaron durante 12 años para curarles, algunos protestaron durante 30 años la solución a la grave contaminación de los ríos. Sintieron que las aguas ácidas ya no regaban bien sus sembradíos, sufrieron el impacto… menos producción agrícola, menos dinero en sus bolsillos, arriesgando su sobrevivencia y enfrentándose a la migración, decidieron junto a sus mujeres, hijos y autoridades, buscar soluciones a este profundo problema de vida o muerte.

 

La ley de Medio Ambiente, la ley de minería, la ley marco de la madre tierra, establecen el delito de contaminación de las aguas de los ríos pero el Estado hace poco para hacer cumplir el derecho de la tierra a vivir libre de contaminación. Aunque el pilar número 9 de la agenda patriótica del MAS dice que no deben haber ríos contaminados en Bolivia hasta el año 2025, no se ha avanzado mucho.

 

Ante esta realidad que se sospecha es más espantosa en los ríos de La Paz, las alcaldías de Colquechaca, Macha, Pocoata y la gobernación de Potosí emitieron la alerta naranja anunciando un grave desastre si no se hace algo y pronto. La Asamblea Departamental de Potosí aprobó en base a esa alerta de riesgo la ley que en su artículo cuarto dice: dar, fijar o asignar dineros necesarios para evitar que se contaminen las aguas en el departamento de Potosí o en cambio financiar su tratamiento.

Los 32 asambleístas votaron y firmaron la norma, ahora le toca al gobernador aprobarla.

 

Radio PIO XII HA ACOMPAÑADO ESTA REBELIÓN DE LOS RÍOS EN POTOSÍ, y ha amplificado en estos últimos 12 años la voz de comunarios, regantes y campesinos agricultores nortepotosinos. La primera experiencia es la planta de tratamiento de aguas ácidas que se montó en un 80% en Colquechaca con el proyecto elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y con aportes de la alcaldía y de los mineros de la Cooperativa Colquechaca para su instalación, pero que aún requiere 2 millones más para su conclusión.