Japón se opone a que Rusia se retire de las conversaciones del tratado de paz de la Segunda Guerra Mundial por las sanciones

Japón reaccionó airadamente este martes después de que Rusia se retirara de las conversaciones del tratado de paz con Japón y congelara los proyectos económicos conjuntos relacionados con las disputadas islas Kuriles debido a las sanciones impuestas por Tokio por la invasión rusa de Ucrania.

Rusia y Japón aún no han puesto fin formalmente a las hostilidades de la Segunda Guerra Mundial debido al enfrentamiento por las islas situadas frente a la isla más septentrional de Japón, Hokkaido, conocidas en Rusia como las Kuriles y en Japón como los Territorios del Norte. Las islas fueron tomadas por los soviéticos al final de la Segunda Guerra Mundial.

«En las condiciones actuales, Rusia no tiene intención de continuar las negociaciones con Japón sobre un tratado de paz», dijo el Ministerio de Asuntos Exteriores ruso en un comunicado, citando las «posiciones abiertamente inamistosas de Japón y sus intentos de perjudicar los intereses de nuestro país».

El primer ministro Fumio Kishida dijo que se oponía firmemente a la decisión de Rusia, calificándola de «injusta» y «completamente inaceptable».

«Toda esta situación ha sido creada por la invasión rusa de Ucrania, y la respuesta de Rusia de empujar esto a las relaciones entre Japón y Rusia es extremadamente injusta y completamente inaceptable», dijo, añadiendo que las actitudes de Japón hacia la búsqueda de un tratado de paz no habían cambiado y que había protestado por la medida rusa.

En respuesta a la invasión de Ucrania por parte de Rusia, Japón anunció la semana pasada sus planes de revocar el estatus de nación más favorecida para el comercio de Rusia, ampliar el alcance de la congelación de activos contra las élites rusas y prohibir las importaciones de determinados productos.

Al anunciar las medidas la semana pasada, Kishida dijo que Japón también colaborará con las agencias internacionales de ayuda para entregar alimentos y medicinas a los ucranianos. Añadió que Japón había empezado a aceptar a los evacuados de Ucrania y pidió el apoyo de la población.

(REUTERS)