OPINION

El papa Francisco señala tres acciones negativas que usan los periodistas en su trabajo, y les pide cambiar de actitud frente a ellas:

 

El papa Francisco señala tres acciones negativas que usan los periodistas en su trabajo, y les pide cambiar de actitud frente a ellas:

 

Empobrecimiento del trabajo periodístico

 

  1. Tener noticias iguales. - El riesgo de un aplanamiento en los “periódicos fotocopia” o en los noticieros de radio y televisión y páginas web que son sustancialmente iguales.
  2. Noticias en base a conferencias de prensa. - El género de la investigación y del reportaje pierden espacio y calidad en beneficio de una información preconfeccionada, “de palacio”, autorreferencial, que es cada vez menos capaz de interceptar la verdad de las cosas y la vida concreta de las personas.
  3. Noticias desde la comodidad. - No se recogen ni los fenómenos sociales más graves ni las energías positivas que emanan de las bases de la sociedad.

 

Invitación de IR A VER

El papa dice que existen numerosas realidades del planeta, más aún en este tiempo de pandemia, dirigen al mundo de la comunicación la invitación a “ir y ver”.

  1. Existe el riesgo de contar la pandemia, y cada crisis, sólo desde los ojos del mundo más rico, de tener una “doble contabilidad”.
  2. Pensemos en la cuestión de las vacunas, como en los cuidados médicos en general, en el riesgo de exclusión de las poblaciones más indigentes. ¿Quién nos hablará de la espera de curación en los pueblos más pobres de Asia, de América Latina y de África?
  3. Así, las diferencias sociales y económicas a nivel planetario corren el riesgo de marcar el orden de la distribución de las vacunas contra el COVID.
  4. Con los pobres siempre como los últimos y el derecho a la salud para todos, afirmado como un principio, vaciado de su valor real.
  5. Pero también en el mundo de los más afortunados el drama social de las familias que han caído rápidamente en la pobreza queda en gran parte escondido.
  6. Hieren y no son noticia las personas que, venciendo a la vergüenza, hacen cola delante de los centros de Cáritas para recibir un paquete de alimentos.
0
0
0
s2smodern