MEDIO AMBIENTE

Naciones Unidas ha declarado el 8 de junio como día en el que se debe «recordar a todo el mundo el gran papel que los océanos juegan en nuestras vidas».

Cochabamba, 8 de junio 2020.- Es una oportunidad para reflexionar sobre cómo afectan nuestras actividades cotidianas al «Gran Azul» y pensar en nuevas formas de poder reducir el impacto que produce el ser humano sobre el planeta.
La contaminación, la sobrepesca, la destrucción de ecosistemas a causa de la construcción, el cambio climático, el calentamiento global... Todos ellos son problemas a los que hay que hacer frente si queremos mantener nuestra calidad de vida.
Quizá una de las facetas más importantes de los océanos es que son el hogar de miles de especies de animales y plantas. Para ser más exactos, cerca de 200.000 especies han sido documentadas en las aguas del planeta, según estimaciones de las Naciones Unidas.
De hecho, teniendo en cuenta la gran cantidad de lecho oceánico que nos queda por descubrir, los científicos estiman que millones de especies son todavía desconocidas para nosotros.
Muy pocas veces pensamos en todo lo que nos aporta el mar, y mucho menos en sus habitantes, seres vivos que resultan fundamentales para mantener el equilibrio de nuestros ecosistemas.
Aunque los océanos son una parte esencial de nuestras vidas y son cruciales para nuestra supervivencia, la realidad es que sabemos bien poco sobre ellos.
Es una oportunidad para re afirmar lo que el Secretario General Ban Ki-Moon afirmó: «la salud de los océanos es fundamental para sustentar la vida en la Tierra».
Recordemos algunas de sus características más importantes.
1.- Según la ONU, los seres humanos solo hemos sido capaces de explorar un 10% de nuestros mares. Un ejemplo de ello lo encontramos en un reciente proyecto llevado a cabo por científicos del gobierno australiano para estudiar las zonas inexploradas de sus océanos. En apenas tres semanas de exploración, un tercio de las especies que han avistado eran especies desconocidas.
2.- Los organismos marinos que conocemos como fitoplancton también realizan la fotosíntesis, el proceso por el cual obtienen sustancias orgánicas a partir de dióxido de carbono y luz solar. Durante este proceso, liberan oxígeno en el océano y en la atmósfera terrestre. Más del 50% del oxígeno que respiramos proceden de los océanos.
3.- Absorben un cuarto del dióxido de carbono que producimos los humanos con nuestras actividades. De este modo, los océanos contribuyen a reducir el impacto de este gas de efecto invernadero sobre el clima.
4.- El océano, en concreto su temperatura, ejerce una influencia crucial sobre los diversos climas del planeta.
5.- Al tener la capacidad de almacenar el calor del Sol, las diversas corrientes oceánicas y la mayor o menor proximidad a la costa definen la meteorología de un lugar en concreto. De ahí que la variedad climatológica de la Tierra se pueda clasificar en dos grandes bloques: continentales u oceánicos.
Proveedores mundiales de alimentos
Según cifras de la ONU, 2.600 millones de personas en todo el mundo dependen directamente del océano como fuente de alimentación. Para esta gigantesca porción de la población mundial supone la forma directa de acceder a un nutriente esencial para el desarrollo: las proteínas animales.
Además, el sector pesquero es también una importante fuente de beneficio económico de la que dependen millones de personas. De hecho, esta industria proporciona trabajo a 200 millones de personas en todo el planeta, según datos de Naciones Unidas.
Sin embargo, la sobrepesca es uno de los mayores problemas a los que se enfrenta el océano. La pesca comercial a gran escala ha diezmado las poblaciones de peces desde finales del siglo XIX.
De hecho, en 2003, un informe científico estimó que la pesca industrial había reducido el número de grandes peces que habitan en el océano al 10% de la población existente en la época preindustrial.
Muchas especies que conocemos se han visto afectadas por los vertidos de plástico.
En concreto, ocho millones de toneladas de contaminantes llegan cada año a nuestros mares. Los animales marinos pueden ingerirlos o quedarse atrapados en ellos.
El cambio climático provocado por nuestras actividades está afectando a los ecosistemas marinos, que podrían ser mucho más sensibles de lo que pensamos a este fenómeno.
Además de las consecuencias que tiene para sus habitantes, el calentamiento también provoca la subida del nivel del mar y la mayor intensidad de los fenómenos meteorológicos, multiplicando los daños causados por las tormentas.
Uno de los problemas es el aumento de la temperatura del océano: en el último siglo, su temperatura media ha subido en 0,1 °C.
Los mayores perjudicados son los corales, animales que sufren blanqueamiento ante las aguas más calientes. De hecho, dos tercios de la Gran Barrera de Coral en Australia ya están blanqueados.
Salvemos los océanos
Como podemos ver, los océanos son la clave de la vida en la Tierra y de la supervivencia de nuestra especie, pero están sufriendo las consecuencias de una actividad y un desarrollo humano no controlado y extremadamente perjudicial. Es hora de que seamos conscientes de nuestra huella y que nos esforcemos por promover un desarrollo sostenible para poder desentrañar en el futuro todos los misterios submarinos de nuestro planeta y preservar la vida que ya conocemos.
https://www.nationalgeographic.es/medio-ambiente/2016/06/celebra-con-nosotros-el-dia-mundial-de-los-oceanos
#radiopio12cbba

0
0
0
s2smodern