MEDIO AMBIENTE

Si continúa la incorporación de nuevos territorios a la actividad minera a gran escala, los efectos perturbadores sobre la biodiversidad y los servicios ecosistémicos irán en aumento.

#radiopio12, Chocó, Colombia, 4 de febrero 2020.- Una investigación concluye que las alteraciones que ha sufrido el bosque húmedo en Chocó-Colombia, por causa de la actividad minera, hacen prácticamente imposible que las áreas afectadas puedan volver a su condición inicial.

El estudio fue realizado por Giovanni Ramírez, estudiante del doctorado en Ciencias – Biología de la Universidad Nacional de Colombia, señala que el impacto que producen las actividades mineras a gran escala sobre los bosques, es drástico y se hace muy difícil llevar a cabo procesos de restauración en el largo plazo, lo que pone en duda la posibilidad de que se pueda recuperar la vegetación original.

Esta población, en donde se extrae oro, platino y plata, está ubicada al occidente del municipio de Condoto, en la subcuenca del río Opogodó, en jurisdicción del consejo comunitario mayor de Condoto.

En la zona de estudio aún existen áreas con una densa cobertura vegetal en las que no ha habido intervención antrópica, y se encuentran árboles con alturas entre 30 y 45 metros. También, dice, fueron halladas numerosas especies de palmas, entre ellas, la Mauritiella macroclada, endémica del Chocó biogeográfico.

Según el investigador, restaurar los ecosistemas forestales es una estrategia clave en la lucha contra las manifestaciones del cambio climático, dada la pérdida de biodiversidad y desertificación a la cual se enfrenta hoy el mundo.

El estudio de Ramírez remarca en que si continúa la incorporación de nuevos territorios a la actividad minera a gran escala, los efectos perturbadores sobre la biodiversidad y los servicios ecosistémicos irán en aumento.

Fuente: No a la Mina/ Semana Sostenible

0
0
0
s2smodern