EVANGELIZACION

Cuenta la Biblia que un dueño de una viña salió a la plaza del pueblo a contratar obreros. No quería ver a nadie sin trabajo. El primer grupo trabajó duramente doce horas. Los últimos en llegar sólo trabajaron sesenta minutos. Al final de la jornada, el dueño ordena que todos reciban por igual
Los del primer grupo se creen con derecho a exigir más, el dueño contesta: ¿Va ser tu ojo malo porque yo soy bueno?».
Esta es la enseñanza central de esa historia: Jesús quiere que entendamos que muchos estamos equivocados en nuestra mirada de Dios.
Son miradas mezquinas que impiden captar la bondad y la misericordia de Dios.
Son miradas enfermas y dañosas que nos impiden ver la justicia de Dios que consiste precisamente en tratarnos con un amor que está por encima de todos nuestros cálculos.
Jesús no nos da lecciones sobre Dios. Para hacernos entender sobre su Dios nos cuenta una historia y nos dice:
Dios se parece a ese viñador que ama a todos por igual, sin cálculos mezquinos.
El Dios de Jesús es Amigo incondicional, compasivo y misericordioso.
Creer en el Dios de Jesús puede ser la experiencia más liberadora que se pueda imaginar, la fuerza más vigorosa para vivir y para morir.
Por el contrario, vivir ante un Dios justiciero y amenazador puede convertirse en la neurosis más peligrosa y destructora de la persona.
Esta es la lección de hoy: Dios es compasión y misericordia

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII