EVANGELIZACION

Exhortación Apostólica del Papa Francisco para una Iglesia con rostro amazónico

Ciudad del Vaticano, 12 DE FEBRERO 2020.- ‚ÄúLa querida Amazonia se muestra ante el mundo con todo su esplendor, su drama, su misterio‚ÄĚ. As√≠ comienza la Exhortaci√≥n apost√≥lica post-sinodal, Querida Amazonia, que fue presentada oficialmente el mediod√≠a de este mi√©rcoles 12 de febrero, conforme se hab√≠a anunciado.

En los primeros puntos (2-4), el papa Francisco explica ‚Äúel sentido de esta Exhortaci√≥n‚ÄĚ llena de referencias a documentos de las Conferencias Episcopales de los pa√≠ses amaz√≥nicos, pero tambi√©n a poemas de autores relacionados con la Amazonia. Hace hincapi√© en que desea ‚Äúexpresar las resonancias‚ÄĚ que el S√≠nodo ha provocado en √©l. Y precisa que no pretende sustituir ni repetir el Documento Final que nos invita a leer ‚Äú√≠ntegramente‚ÄĚ, esperando que toda la Iglesia se deje ‚Äúenriquecer e interpelar‚ÄĚ por √©l y que la Iglesia de la Amazonia se comprometa ‚Äúen su aplicaci√≥n‚ÄĚ.

El primer cap√≠tulo de Querida Amazonia se centra en el ‚ÄúSue√Īo social‚ÄĚ

Destaca que ‚Äúun verdadero planteo ecol√≥gico‚ÄĚ es tambi√©n un ‚Äúplanteo social‚ÄĚ y, si bien aprecia el ‚Äúbuen vivir‚ÄĚ de los ind√≠genas, advierte contra el ‚Äúconservacionismo‚ÄĚ que solo se preocupa por el medioambiente.

Que los pobres sean escuchados sobre el futuro de la Amazonia

Ante tal injusticia, el Pont√≠fice pide ‚Äúindignarse y pedir perd√≥n‚ÄĚ (15-19). Para Francisco son necesarias ‚Äúredes de solidaridad y desarrollo‚ÄĚ y llama al compromiso de todos, incluyendo a los l√≠deres pol√≠ticos.

El Papa denuncia el mal de la corrupci√≥n que envenena al Estado y sus instituciones. Y espera que la Amazonia se convierta en ‚Äúun lugar de di√°logo social‚ÄĚ, en primer lugar, ‚Äúcon los √ļltimos‚ÄĚ. La de los pobres, advierte, ha de ser ‚Äúla voz m√°s potente‚ÄĚ en la Amazonia.

El sue√Īo cultural: cuidar el poliedro amaz√≥nico

El segundo cap√≠tulo est√° dedicado al ‚ÄúSue√Īo cultural‚ÄĚ.

Francisco inmediatamente deja claro que ‚Äúpromover la Amazonia‚ÄĚ no significa ‚Äúcolonizarla culturalmente‚ÄĚ. Subraya que la ‚Äúvisi√≥n consumista del ser humano‚ÄĚ tiende a ‚Äúhomogeneizar las culturas‚ÄĚ y esto repercute especialmente en los j√≥venes. A ellos, el Papa les pide ‚Äúhacerse cargo de las ra√≠ces‚ÄĚ, que ‚Äúrecuperen la memoria da√Īada‚ÄĚ.

No a un indigenismo cerrado, sino a un encuentro intercultural

La Exhortaci√≥n se centra entonces en el ‚Äúencuentro intercultural‚ÄĚ (36-38). Incluso las ‚Äúculturas supuestamente m√°s evolucionadas‚ÄĚ, observa, pueden aprender de los pueblos que ‚Äúdesarrollaron un tesoro cultural estando enlazadas con la naturalezaEl sue√Īo ecol√≥gico: Unir el cuidado del ambiente y el de las personas

El tercer cap√≠tulo, ‚ÄúUn Sue√Īo Ecol√≥gico‚ÄĚ, se relaciona m√°s inmediatamente con la Enc√≠clica Laudato si‚Äô.

En la introducci√≥n (41-42) se destaca que en la Amazonia existe una estrecha relaci√≥n del ser humano con la naturaleza. El cuidado de nuestros hermanos como el Se√Īor nos cuida, reitera, ‚Äúes la primera ecolog√≠a que necesitamos‚ÄĚ. El cuidado del medioambiente y el cuidado de los pobres son ‚Äúinseparables‚ÄĚ.

Escuchar el grito del Amazonas, que el desarrollo sea sostenible

Para el Papa, es urgente escuchar ‚Äúel grito de la Amazonia‚ÄĚ (47-52). Recuerda que el equilibrio planetario depende de su salud.

Hay, escribe, fuertes intereses no solo locales, sino tambi√©n internacionales. La soluci√≥n, por lo tanto, no es la ‚Äúinternacionalizaci√≥n‚ÄĚ de la Amazonia, sino que debe crecer ‚Äúla responsabilidad de los gobiernos nacionales‚ÄĚ.

invita a la ‚ÄúProfec√≠a de la contemplaci√≥n‚ÄĚ (53-57). Escuchando a los pueblos originarios, subraya, podemos amar a la Amazonia ‚Äúy no solo utilizarla‚ÄĚ; podemos encontrar en ella ‚Äúun lugar teol√≥gico, un espacio donde Dios mismo se muestra y convoca a sus hijos‚ÄĚ.

El sue√Īo eclesial: Desarrollar una Iglesia con rostro amaz√≥nico

El Papa invita a ‚Äúdesarrollar una Iglesia con rostro amaz√≥nico‚ÄĚ a trav√©s de un ‚Äúgran anuncio misionero‚ÄĚ (61), un ‚Äúanuncio indispensable en la Amazonia‚ÄĚ (62-65).

Para el Papa no basta con llevar un ‚Äúmensaje social‚ÄĚ. Estos pueblos tienen ‚Äúderecho al anuncio del Evangelio‚ÄĚ, de lo contrario ‚Äúcada estructura eclesial se convertir√°‚ÄĚ en una ONG.

Una renovada inculturación del Evangelio en la Amazonia

El Papa mira m√°s profundamente, se√Īalando los ‚ÄúCaminos de inculturaci√≥n en la Amazonia‚ÄĚ (70-74). Los valores presentes en las comunidades originarias, escribe, deben ser ‚Äúrecogidos en la evangelizaci√≥n‚ÄĚ.

Sacramentos accesibles a todos, especialmente a los pobres

El Pont√≠fice constata que el Concilio Vaticano II hab√≠a pedido un esfuerzo de ‚Äúinculturaci√≥n de la liturgia en los pueblos ind√≠genas‚ÄĚ.

Tambi√©n recuerda, en una nota al texto, que en el S√≠nodo ‚Äúsurgi√≥ la propuesta de elaborar un rito amaz√≥nico‚ÄĚ. Los sacramentos, exhorta, ‚Äúdeben ser accesibles, sobre todo para los pobres‚ÄĚ. La Iglesia, enfatiza recordando a Amoris laetitia, no puede convertirse en una ‚Äúaduana‚ÄĚ.

Que los obispos latinoamericanos envíen misioneros a la Amazonia

Francisco exhorta a todos los obispos, especialmente a los latinoamericanos, ‚Äúa ser m√°s generosos‚ÄĚ, orientando a aquellos que ‚Äúmuestran vocaci√≥n misionera‚ÄĚ a elegir la Amazonia y los invita a revisar la formaci√≥n de los sacerdotes. Favorecer un protagonismo de los laicos en la comunidad

Para el Papa, de hecho, no se trata ‚Äúsolo de facilitar una mayor presencia de ministros ordenados‚ÄĚ, un objetivo ‚Äúlimitado‚ÄĚ si no se suscita ‚Äúcomunidades repletas de vida‚ÄĚ. Por lo tanto, se necesitan nuevos ‚Äúservicios laicales‚ÄĚ. Solo a trav√©s de un ‚Äúcontundente protagonismo de los laicos‚ÄĚ, reitera, la Iglesia podr√° responder a los ‚Äúdesaf√≠os de la Amazonia‚ÄĚ.

Nuevos espacios para las mujeres, pero sin ‚Äúclericalizaciones‚ÄĚ

Para el Papa la clericalizaci√≥n de la mujer debe ser rechazada, aceptando en cambio la contribuci√≥n seg√ļn el modo femenino que prolonga ‚Äúla fuerza y la ternura de Mar√≠a‚ÄĚ. √Čl alienta el surgimiento de nuevos servicios femeninos, que - con el reconocimiento p√ļblico de los obispos ‚Äď incidan en las decisiones de las comunidades.

Que los cristianos luchen unidos para defender a los pobres de la Amazonia

Para el Papa es necesario ‚Äúampliar horizontes m√°s all√° de los conflictos‚ÄĚ (104-105) y dejarnos desafiar por la Amazonia para ‚Äúsuperar perspectivas limitadas‚ÄĚ que ‚Äúse quedan clausuradas en aspectos parciales

Confiemos la Amazonia y sus pueblos a María

Francisco concluye Querida Amazonia con una oraci√≥n a la Madre de la Amazonia (111). ‚ÄúMadre, mira a los pobres de la Amazonia‚ÄĚ, recita un pasaje de su oraci√≥n, ‚Äúporque su hogar est√° siendo destruido por intereses mezquinos (‚Ķ) Toca la sensibilidad de los poderosos, porque aunque sentimos que ya es tarde nos llamas a salvar lo que todav√≠a vive‚ÄĚ.

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SE√ĎAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII