EN LA MIRA

Según el análisis de la rendición publica de cuentas efectuado el mes pasado desnuda la situación crítica de la minería boliviana

Diagnostico

Uno de los problemas más preocupantes es falto de ampliación de las reservas de minerales, es decir  que nos logró nuevos yacimientos mineros para su explotación  

Las principales minas que operan actualmente son empresas privadas, que aporta casi el 60% de la producción y de las exportaciones de minerales,  las mismas están en una  fase de agotamiento de sus yacimientos y que en pocos años sencillamente podrían tornarse desahuciadas económicamente. Las consecuencias para los departamentos de Potosí y Oruro son catastróficas

El estado boliviano solo logro una inversión pública en las empresas de la Corporación minera de Bolivia de 5.518 millones de bolivianos (casi 800 millones de dólares).

Remedio y tratamiento

Según los expertos la minería podría recuperarse  siempre y cuando  se pueda inyectar dosis de inversión económica  y con  parámetros de ganancia para las empresas privadas  y el estado boliviano,  además el fortalecimiento de la una empresa estatal robusta con capacidad  de cumplir con la cadena productiva  desde la prospección y exploración hasta la industrialización  de las  materia primas  con las que cuentan  los departamentos del país

Reencauzar el proyecto de explotación e industrialización del litio, en las condiciones más ventajosas para el país y en los plazos más breves posibles, movilizando la inversión, la tecnología y los recursos humanos necesarios.

Entre las  promesas de  industrialización de la minería, tratar de  reglamentar  y controlar a las cooperativas mineras además de nacionalizaciones de yacimientos que hasta el momento no tiene  un destino económico claro

Brindar garantía de seguridad jurídica y estabilidad en los contratos

Impulsar la formación de un fondo de exploración minera con recursos de capital de riesgos.

El impulso a la exploración debe darse en áreas tradicionales y en otras regiones con potencial de metales tecnológicos, en un esfuerzo de diversificación productiva minera.

La inversión  del estado boliviano debe tratar de igualar  a los países vecinos que dieron prioridad a la minería responsable por ejemplo; Chile y Perú invirtieron $us 654 millones y $us 357 millones, respectivamente. Mientras que Bolivia no sobrepasa los $us 4 millones anuales.

La construcción del Dique de Colas Alterno Lucianita de la Empresa Minera Huanuni, con indicios de responsabilidad por la función pública.

El incumplimiento de obras programadas como la construcción de las plantas de zinc en Oruro y Potosí, y de la planta de alambrón en La Paz, varias veces comprometidas.

Los 11 años de retraso que lleva la industrialización del yacimiento del Mutún.

Enorme cantidad de contratos mineros paralizados en la Asamblea legislativa: tan solo 248 Contratos Administrativos Mineros han recibido aprobación de la Asamblea Legislativa, que es apenas el 8% del total de solicitudes recibidas, y el 1% de las solicitudes de adecuación de contratos.

Implementar mecanismos de control y fiscalización de la comercialización de minerales y metales, con el consecuente daño económico al Estado.

Solo un 20 por ciento de las cooperativas mineras y un 48 por ciento de los mineros chicos cuentan con el Número de Identidad Minera (NIM) y muy pocos están registrados en el Registro Único Minero (RUM).

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA