Fraternos no se inscriben para participar de Corso; rechazan las sanciones

Ninguna fraternidad se registró hasta ayer para participar del tradicional Corso de Corsos y se prevé que este jueves los representantes se reúnan con funcionarios de la Alcaldía de Cochabamba para conocer los alcances del protocolo de bioseguridad.

El dirigente de las fraternidades del Corso, Miguel Sevilla, señaló que el sector rechaza la forma como se pretende sancionar el incumplimiento de las medidas aprobadas en el Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM).

“El protocolo no se hizo en consenso con los fraternos; estamos de acuerdo con las medidas de bioseguridad, pero tenemos observaciones a las sanciones”, afirmó.

Por su parte, el representante de la fraternidad Tinkus San Simón, Juan José Torrez, indicó que en un encuentro se cuestionó que la Alcaldía intente aplicar las sanciones a través de un delegado de la fraternidad.

“La sanción tendría que ser para el infractor, no para toda la fraternidad. Tampoco se puede iniciar proceso penal al delegado. Eso es lo que se está cuestionando; por el resto estamos de acuerdo con la desinfección constante, el uso de barbijo, el alcohol y la presentación del carnet de vacunación contra la Covid-19”, enfatizó.

El pasado lunes, el secretario de Salud de la Alcaldía, Aníbal Cruz, anticipó que si en alguna fraternidad se identifica que algún integrante no está cumpliendo el protocolo se sancionará con multas que van desde los mil a 5 mil bolivianos, además de que se suspenderá a la comparsa por tres años consecutivos.

Asimismo, agregó que se prohíbe el consumo de bebidas alcohólicas.

(OPINIÓN)