jueves , diciembre 1 2022

Drogodependientes recibirán un tratamiento de dos años en el Centro de Rehabilitación de Playa Ancha

En cuatro de siete municipios del eje metropolitano, Cercado, Colcapirhua, Quillacollo y Sacaba, existen alrededor de 1.200 personas en situación de calle en un rango de edad de 5 a 40 años. La directoras del Servicio de gestión Social, Mariela Arze, explicó que el rehabilitar a estas personas en el Centro de drogodependientes en Playa Ancha – Capinota, tomará alrededor de dos años con un trabajo en diferentes áreas. “En este centro las personas deberán permanecer dos años con un tratamiento de desintoxicación, posteriormente deshabituación, se identificará aspectos personales y sociales y posteriormente se trabajará en la reintegración social, familiar y laboral. Estamos trabajando con diferentes Ongs que ofrecerán alternativas de emprendimientos para quienes salgan de playa ancha”, señaló.

Luego de una inspección de las autoridades departamentales en el lugar, se pronosticó que el Centro funcionará a pleno a mediados de esta gestión y según la responsable del Sedeges, este centro albergará a 300 personas, es decir, el 25% aproximadamente de la población en situación de calle. “A mediados de año vamos a dar funcionalidad a todos los módulos desde los 10 años en adelante. Este centro tiene la capacidad de albergar a 300 personas”, apuntó Arze.

Por otra parte, el Secretario de desarrollo humano de la Gobernación de Cochabamba, Carlos Solá indico se están gestionando alianzas con diferentes instituciones para poder brindar buenas condiciones a este sector social dentro del Centro de rehabilitación y cuando logren su recuperación. “Estamos buscando alianzas con diferentes instituciones para reubicar a toda la población en esta situación, estamos haciendo todo el esfuerzo para brindar una atención integral”, indicó.

En los últimos meses se pudo evidenciar en las calles el incremento de personas en situación de calle y drogodependencia, en muchos casos generando escenarios de inseguridad para la población. Las autoridades hasta la fecha han ido trabajando en albergues temporales para brindar techo y comida a estas personas, pero reconociendo la falta de recursos para un apoyo integral. El Centro de playa ancha representa un desafió para las autoridades pues debe ser un ejemplo para ser emulado y ampliado ante la gran cantidad de personas en las calles de Cochabamba.