jueves , diciembre 1 2022

Diremar: Bolivia defenderá evidencias científicas y tres contrademandas en el caso Silala

La delegación boliviana expondrá este lunes la defensa sobre las aguas del Silala y exigirá un pronunciamiento de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, sobre las tres contrademandas que planteó la Cancillería ante la demanda interpuesta por Chile en contra de Bolivia el año 2016.

En contacto telefónico desde La Haya con el programa Hagamos Democracia de la red Erbol, el secretario general de DIREMAR, Emerson Calderón, informó que este lunes y martes, Bolivia hará conocer su posición, los fundamentos y argumentos legales con los que cuenta y también presentará sus evidencias científicas en sentido que las aguas del Silala pertenecen a Bolivia.

Explicó que la primera contrademanda solicita a la Corte declarar que Bolivia tiene un derecho sobre los canales instalados en su territorio y quiere saber si Chile los va a conservar o no.

La segunda contrademanda solicita a la Corte declarar que Bolivia tiene derecho sobre el flujo mejorado que producen las obras hidráulicas instaladas en territorio nacional. Se aclara que Chile no tiene ningún derecho sobre este flujo porque no se ha suscrito ningún acuerdo.

Y la tercera contrademanda solicita que la Corte determine que, si Chile quiere continuar beneficiándose de este flujo mejorado a costa de la canalización instalada en Bolivia, debe negociar un acuerdo que incluya una compensación a Bolivia a fin de conservar estos canales que generan un perjuicio a los humedales del Silala que están protegidos por la Convención de Ramsar, comentó.

Sostuvo que este juicio está resolviendo un litigio entre ambos países sobre el estatus o la naturaleza de las aguas  y al derecho de uso que tienen las partes.

El juicio ante la Corte de La Haya no toca para nada la controversia entre la prefectura de Potosí y la empresa inglesa Antofagasta & Bolivia Railway Company por el incumplimiento debido a que la empresa destinó hace más de cien años las aguas a otros fines y no al funcionamiento de las locomotoras. Esta controversia está en enmarcada a otro foro distinto a la Corte Internacional de Justicia, precisó.

Manifestó que Bolivia destaca la posición expresada por Chile en sentido que no tiene inconveniente si se procede a desmantelar los canales que aumentan el flujo de agua.

Calderón afirmó que durante dos años Bolivia llevó adelante estudios que están en el portal de la Corte de la Haya, donde se podrá verificar el resultado del trabajo sobre el cual se estructuró la defensa y también las contrademandas.

Reconoció también que se ha establecido que hay un flujo natural hacia Chile por la topografía del lugar. Pero más allá de esa posibilidad, lo incierto es que ese flujo ha sido mejorado por las canalizaciones artificiales y por eso se construyó semejante infraestructura en el lugar, agregó el director de Diremar.

Sin embargo, Bolivia considera que ese flujo mejorado que interacciona con el flujo natural, hace de que el Silala se constituya en curso de agua artificialmente mejorado e intervenido con obras hidráulicas, donde obviamente ha existido la mano del hombre para mejorar el caudal hacia Chile.

La delegación boliviana usará este lunes y martes las horas por día que le fueron asignadas para exponer su defensa y convencer a la Corte que los manantiales, bofedales y el trayecto transfronterizo son bolivianos.

(ERBOL)