sábado , septiembre 24 2022

DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ

Pon fin al racismo. Construye la paz

Propuesto por la Organización de las Naciones Unidas, el 21 de septiembre se celebra “El Día Internacional de la Paz”, también conocido de manera oficial como Día Mundial de la Paz. El tema de este año para el día de la paz es: «Pon fin al racismo. Construye la paz».

El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió hacer esfuerzos para eliminar el racismo y la discriminación. Enfatizó que el racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia, en todas sus formas y manifestaciones, constituyen un atentado brutal contra la dignidad humana. Esta fecha es para concienciar a todos sobre estas cuestiones e inspirar a las personas a emprender acciones concretas para luchar contra ellas.

La educación como herramienta de lucha contra el racismo

Todo el mundo, especialmente los jóvenes, tiene derecho a conocer los derechos humanos, incluida la historia del racismo, la esclavitud y el colonialismo, así como sus legados en las desigualdades estructurales y la discriminación que aún asola a las sociedades actuales.

La campaña recalca  que a todo el mundo se le debería enseñar las herramientas de derechos humanos para luchar contra la opresión, el racismo y la discriminación.

Todos somos agentes del cambio

El racismo es una preocupación mundial que adopta diversas formas y manifestaciones y que afecta a todas las personas en todos los sentidos, así como a la sociedad.

Todos podemos ser agentes del cambio si actuamos unidos para lograr la justicia y la igualdad raciales pidiendo la ratificación y aplicación de la Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, y la aplicación de los compromisos establecidos en la Declaración y Programa de acción de Durban y el programa de actividades del Decenio Internacional de los Afrodescendientes.

Una acción vale más que mil palabras

Todo el mundo debe poder participar de forma segura y significativa en los debates públicos y hacer oír su voz. Pronunciarse contra la discriminación y las intolerancias.

También los pobladores pueden realizar acciones reales y concretas contra este mal.

La agenda contra el racismo nos incumbe a todos, y debemos recordar que el hecho de lograr la dignidad humana y la igualdad es un deber colectivo.