Boric: “Chile no negocia su soberanía» pero invita a retomar «relaciones diplomáticas»

El Presidente Gabriel Boric -quien asumió el viernes pasado en el cargo- instó a su par de Bolivia, Luis Arce a retomar las “relaciones diplomáticas” entre ambos países.

En un encuentro con los corresponsales extranjeros acreditados en el país, organizado por la Asociación de Corresponsales Extranjeros en Chile y realizado en el Palacio de La Moneda, el Mandatario afirmó que “tenemos muchos elementos de integración que podemos trabajar (con Bolivia) (…) La reanudación de relaciones diplomáticas es un punto de llegada; te soy sincero, me encantaría avanzar hacia allá, solo depende de que haya voluntad de ambas partes”.

Sin embargo, el Presidente fue enfático en señalar que “Chile no negocia su soberanía, como me imagino no hace ningún país. Entiendo que el Presidente Arce tenga que decir ciertas cosas, pero a lo que yo le he invitado, y creo que hay buena disposición de parte ambos, es a no poner la carreta delante de los bueyes”.

“Creo que es absurdo que dos países vecinos con una historia común en América Latina hace tanto tiempo no tengan relaciones diplomáticas, y que el último momento en que tuvimos fue cuando estábamos en dictadura. Cómo en democracia no vamos a ser capaces de ponernos de acuerdo para, respetando nuestras visiones diferentes, respecto a un punto específico podamos mejorar la integración”, agregó Boric.

Las relaciones a ese nivel entre ambas naciones se quebraron en 1978cuando el Presidente boliviano de la época, Hugo Banzer, decidió ponerles. Desde esa fecha, ambos países solo mantienen relación a nivel de consulados, sin embajadas.

Durante estos 44 años, Chile y Bolivia han tenido una serie de altibajos, marcados principalmente por la aspiración del país vecino de una salida al mar.

Uno de los hitos más trascendentales en la historia política de ambos países fue la demanda de los altiplánicos ante la Corte Internacional de la Haya -impulsada en 2013 por el entonces presidente Evo Morales- donde pedían que se obligara a Chile a negociar una salida soberana al Océano Pacífico.

Tras años de litigio, en 2018 el tribunal –por 12 votos contra 3- rechazó la solicitud boliviana y estableció que Chile no tenía obligación alguna en la materia.

Tras ese fallo adverso, el último intento de reestablecer relaciones -aunque no diplomáticas– vino desde Chile, en 2021, cuando el entonces canciller de Sebastián Piñera, Andrés Allamand, anunció un hito de relevancia: la “normalización” de las relaciones bilaterales entre Chile y Bolivia.

 

(LA TERCERA)