Bolivia no tiene margen de error para aspirar a un lugar en Catar

Sumar a toda costa, esa es la única opción que tiene la Verde en este momento en las eliminatorias para mantener vivas las posibilidades de regresar a la Copa del Mundo

A la hora de sacar cuentas, a Bolivia no le queda otra que sumar y sumar. Si no logra obtener dividendos para la tabla de posiciones, tiene que rezar para que sus rivales directos en la clasificación no hayan tenido mejor suerte.

La selección nacional tiene la suerte echada en cuanto a posibilidades de clasificación. No tiene margen de error, está obligada a sumar y a esperar qué sucede en los otros partidos de la eliminatoria. Así será hasta el final.

No depende de sí misma, también está a expensas de lo que ocurra con los otros seleccionados con los que disputa una o media plaza al Mundial de Catar 2022: Colombia, Perú, Chile y Uruguay. Un poco más lejos viene Paraguay.

Quedan 12 puntos en la eliminatoria y Bolivia, con 15 unidades, ocupa el octavo lugar y se encuentra a dos de distancia de Colombia y Perú, que en estos momentos son dueños de la cuarta plaza y el repechaje.

Y está a un punto de Chile y Uruguay en esa línea de sucesión.

La ventaja (¿o no?) que tiene es que de los cuatro partidos que le restan, dos de ellos son con rivales directos, caso Chile y Colombia. En este caso depende de sí misma para decidir gran parte de su suerte en la recta final.

Pero antes de pensar en chilenos y colombianos, la Verde tiene la obligación de ganarle a Venezuela. De lo contrario puede quedar con muchas menos posibilidades de pelear un lugar, porque alguno de su rivales, en este caso indirectos, seguramente sumarán algunos puntos.

Por ejemplo, el mismo día que la Verde se mida con la Vinotinto, Colombia y Perú lo harán una hora antes. Uno de los dos puede perder su lugar de privilegio.

Después llegará el turno de Chile, que llegará a La Paz tras haber recibido a la Argentina en la altura del desierto de Calama, un poco más aclimatada que de costumbre y con un panorama más claro respecto a la tabla de posiciones.

Bolivia se encuentra en tal situación que el vienes, una vez finalizado el encuentro podría ubicarse entre los cinco primeros o bajar al noveno lugar.

Está cerca de la gloria pero también al borde de un nuevo fracaso, por eso no tiene margen de error.

Bolivia se encuentra en la cuenta regresiva, enfrentará a Venezuela el viernes a las 18 horas, en Barinas; regresará luego del partido en un vuelo especial, para alistar el encuentro con Chile, programado para el martes 1 de febrero, desde las16 horas, en el estadio Hernando Siles de La Paz.