sábado , septiembre 24 2022

Bolivia defiende soberanía en el Silala e insiste que Chile no tiene ‘ningún derecho adquirido’

Bolivia defendió este miércoles ante a Corte Internacional de Justicia (CIJ) que tiene un derecho sobre la soberanía en las aguas del Silala e insistió que Chile no tiene “ningún derecho adquirido” sobre ese caudal que fue mejorado de manera artificial.

El embajador de Bolivia en los Países Bajos y agente boliviano, Roberto Calzadilla, presentó las conclusiones respecto a sus reconvenciones por el litigio en la segunda ronda de alegatos orales que se vienen desarrollando en el palacio de la Paz de La Haya.

“Bolivia tiene soberanía sobre el caudal artificial de las aguas del Silala que se organiza, mejora o produce en su territorio y Chile no tiene ningún derecho adquirido sobre ese caudal artificial”, señaló el diplomático boliviano en la segunda conclusión.

En ese marco, insistió que Bolivia tiene soberanía sobre los canales artificiales instalados por la compañía Ferrocarril Antofagasta Bolivia (FC AB) y mecanismos de drenaje del Silala que se encuentran en su territorio y “tiene derecho a decidir si los mantiene y cómo”.

Cazdadilla hizo mención a que cualquier solicitud de Chile a Bolivia para la “entrega del caudal mejorado” del Silala, “así como las condiciones y modalidades de la misma incluyendo la compensación a pagar por dicha entrega está sujeta a la celebración de un acuerdo con Bolivia”.

Durante su intervención, aseguró que Chile no ha demostrado tanto en la fase escrita, como en las audiencias orales, que Bolivia haya causado el “más mínimo daño y mucho menos un daño significativo” a las aguas del Silala, tal como argumentó el vecino país.

Y también aseguró que Bolivia “nunca ha limitado o restringido” el derecho de Chile a utilizar las aguas del Silala en su territorio como lo vino haciendo durante más de un siglo “sin ningún impedimento”.

El abogado Rodman Bundy defendió las cinco contrademandas que se encuentran “plenamente justificadas” en el derecho internacional.

Bolivia insistió además que las negociaciones celebradas entre ambas partes entre 2008 – 2010 para solucionar la controversia “no murieron por sí solas” y que fueron bebido a que Chile decidió “unilateralmente” no tomar estas negociaciones pese a las invitaciones que hizo Bolivia en 2011 y 2012.

(ERBOL)