jueves , diciembre 1 2022

Asesino de fray Wilberth huyó a Brasil y Policía maneja 2 hipótesis

El presunto asesino del fray Wilberth Daza huyó a Brasil tras cometer el crimen la noche del sábado, en Semana Santa, en la iglesia de San Francisco en Santa Cruz. La Policía maneja dos hipótesis sobre los móviles del caso.

El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, informó que las investigaciones por la muerte del religioso franciscano están avanzando y prevén que el autor sea capturado en las próximas horas.

Según Aguilera, existen dos hipótesis sobre el macabro crimen; uno económico para despojarlo de los bienes de la iglesia y otra, por la extrema violencia contra el fray, de carácter pasional.

FUGA El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, señaló que el asesino del fray Wilberth ha sido identificado y conocen su ubicación exacta en São Paulo, Brasil. Por ello, están coordinando con la Policía de ese país para su captura y posterior extradición. “Esperamos que en los siguentes días este hombre pueda ser repatriado para rendir cuentas ante la Justicia boliviana”.

Más temprano se activó una alerta migratoria en contra del sospechoso después de que la Fiscalía cursara un requerimiento por lo que ya se habían iniciado los controles en pasos fronterizos terrestres y áereos, según información del director regional de Migración Santa Cruz, Ramber Gómez.

CRIMEN Daza, oriundo de Macharetí (Chuquisaca), fue hallado sin vida al promediar las 23:00 del sábado en la iglesia San Francisco en Santa Cruz. Según la Fiscalía el fray recibió al menos 17 golpes contundentes en la cabeza, mismas que causaron su muerte.

Del Castillo dijo que el autor es una persona que visitaba constantemente la iglesia y que tenía problemas con las drogas. “El sospechoso tenía conocimiento del movimiento de la iglesia”.

Los familiares de la víctima sospechan que el asesino es un aspirante a religioso que fue expulsado antes por indisciplina.

Según las investigaciones, la víctima se quedó solo en la iglesia luego de la vigilia pascual la noche del sábado. Tocaron la puerta y él abrió, pero fue golpeado y asesinado brutalmente. La Policía encontró el cuerpo en el baño y había rastros de que fue arrastrado hasta ese lugar probablemente con la intención de esconderlo.

La Fiscalía dio a conocer que se realiza el desdoblamiento de las cámaras de vigilancia instaladas dentro y fuera de la iglesia con la intención de esclarecer el asesinato del religioso que servía a su congregación durante ya más de 24 años.

El fray Wilberth fue enterrado ayer en Macharetí, su tierra natal.

(OPINIÓN BOLIVIA)