jueves , diciembre 1 2022

ASESINADAS Y ASESINADOS POR DEFENDER  LA TIERRA Y EL MEDIO AMBIENTE

1733 personas defensoras de la tierra y medio ambiente fueron asesinadas en los últimos diez años en todo el mundo. El nivel de esta violencia se dimensiona aún más con este dato: cada dos días, en promedio, se consumó un ataque letal en contra de una persona que decidió defender los bosques, las selvas, el agua, la fauna, la tierra, la vida.

70 de cada 100 homicidios han ocurrido en países de Latinoamérica;  De ellos 40 son victimas indígenas.

Estos son datos que se incluyen en el documento “Una década de resistencia. Diez años informando sobre el activismo por la tierra y el medio ambiente alrededor del mundo”, el más reciente informe de Global Witness, organización no gubernamental que desde 2012 documenta las violencias que sufren los defensores ambientales.

EL AÑO 2021

La violencia contra las personas defensoras de la tierra y del medio ambiente tampoco se detuvo: al menos 200 hombres y mujeres fueron asesinados por defender aquello que da vida al planeta.

En promedio, se registraron cuatro homicidios por semana. Y el 40 % de todos los ataques fatales fueron dirigidos en contra de personas indígenas, a pesar de que sólo representan el 5 % de la población mundial. Esta situación es más evidente en México, Colombia, Nicaragua, Perú y Filipinas.

Como ha sucedido en otros años, en el 2021, América Latina se ubicó como la región más peligrosa para las personas defensoras de tierra y medio ambiente. México, Colombia y Brasil concentraron los números más altos a nivel mundial. Las cifras de los tres países representan más de la mitad de los ataques registrados ese año.

EN BOLIVIA HUBIERON 191 ATAQUES CONTRA DEFENSORES DE LA NATURALEZA EN LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS

El Centro de Documentación e Investigación de Bolivia elaboró un mapeo de las defensoras y defensores bolivianos que sufrieron alguna amenaza o agresión. Remarca que desde enero de 2017  hasta el 28 de abril de 2022 hubieron 191 ataques y agresiones.

Todas las agresiones se encuentran georreferenciadas y distribuidas en ocho categorías. Todos los ataques registrados han quedado en la impunidad.

  1. Judicialización,
  2. negativa de acceso a la información,
  3. chantajes y desprestigio,
  4. restricciones a la libertad de expresión,
  5. hostigamiento,
  6. restricciones a los derechos civiles y políticos,
  7. detenciones arbitrarias y
  8. atentados a la integridad física.

De acuerdo al estudio los ataques contra los defensores ambientales se focalizan en mellar su imagen pública, señalarlos, estigmatizarlos, hostigarlos, acosarlos por vías indirectas —que pueden ser administrativas o laborales—, intimidarlos y desgastarlos psicológicamente. Entre todas estas formas de ataque, también hay una estrategia que es muy común en Bolivia a la hora de agredir los liderazgos ambientales: la división de organizaciones indígenas o campesinas.

Ref. https://es.mongabay.com/2022/09/68-por-ciento-de-los-asesinatos-de-defensores-ambientales-en-los-ultimos-10-anos-se-ha-registrado-en-latinoamerica/