Argentina negocia con Bolivia para mayor provisión de gas

El jueves, las estatales Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) e Integración Energética Argentina Sociedad Anónima (IEASA) negociaban la firma de la sexta adenda al contrato de compra-venta de gas natural que debió entrar en vigencia desde el primero de abril. Sin embargo, acordaron prolongar las negociaciones de la sexta adenda por un mes más hasta que se definan los términos y condiciones para un nuevo acuerdo.

El nuevo esquema comprometería a Bolivia a cumplir con el envío de hasta 14 millones de metros cúbicos diarios en el invierno, a cambio de un precio adicional que llegaría a los US$ 18 por millón de BTU.

En ese marco, YPFB anunció que no estaba en condiciones de ni siquiera enviar 12 millones, lo mínimo que necesita Argentina en función de las proyecciones realizadas por la Secretaría de Energía. De hecho, según la información que manejaba la Subsecretaría de Planeamiento Energético, Bolivia iba a inyectar entre 8 y 10 MMm3/día de gas durante el invierno.

Por ello, la estatal petrolera boliviana, en un escueto comunicado, informó que con IEASA acordaron prolongar las negociaciones de la sexta adenda por un mes más.

Añadió que durante este tiempo “se definirán los términos y condiciones para que este acuerdo sobre el gas natural que Bolivia exporta al norte argentino sea positivo para nuestra reactivación económica”, establece en el comunicado.

La perspectiva de un invierno con poco gas, ocasionaría en el país vecino de Argentina cortes del fluido a la industria, pedidos de ahorro a los hogares, racionamiento al parque automotor a Gas Natural Comprimido (GNC) y hasta posibles cortes de suministro eléctrico. El gas es la fuente primaria de más del 60% de la electricidad que genera a la población argentina, así lo informó el ministro de Economía de ese país, Martín Guzmán.

(URGENTE.BO)