APRENDER A ALEGRARNOS POR LA VUELTA DEL HERMANO.

En los templos de la Iglesia Católica los cristianos releyeron la enseñanza de Jesús de Nazareth sobre la alegría de un Padre que espera el regreso de su hijo.

Radio Pío XII, 28 de marzo 2022.- El Papa Francisco puntualizó varios aspectos del comportamiento de los personajes de la historia, el Padre y el hijo mayor:

  1. Dios es el Padre, que no solo acoge de nuevo, sino que se alegra y hace fiesta por su hijo que ha vuelto a casa después de haber derrochado todos sus bienes.
  2. El hijo menor, “Nosotros somos ese hijo, somos los destinatarios de ese amor del padre que nos ama y espera siempre.
  3. El hijo mayor.- que entra en crisis frente con este Padre. Y que puede ponernos en crisis también a nosotros. De hecho, dentro de nosotros está también este hijo y, al menos en parte, tenemos la tentación de darle la razón: siempre había hecho su deber, no se había ido de casa, por eso se indigna al ver al Padre abrazar de nuevo al hermano que se ha portado mal. Protesta y dice: «Hace tantos años que te sirvo, y jamás dejé de cumplir tus mandatos”

El papa dijo que el problema del hijo mayor es nuestro problema con Dios: perder de vista el amor del Padre y vivir una religión distante, hecha de prohibiciones y deberes. Y la consecuencia de esta distancia es la rigidez hacia el prójimo, que ya no se le ve como hermano.

DIOS QUIERE QUE APRENDAMOS A ALEGRARNOS POR EL HERMANO

El pastor de la Iglesia Católica nos desafía a reflexionar sobre dos propuestas que Jesús de Nazareth nos hace en esta parábola:

La primera propuesta nos pide: aprender del papá que celebra una fiesta por el regreso del hijo. aprender a:

  • “manifestar nuestra cercanía a quien se arrepiente o está en camino, a quien está en crisis o alejado”.
  • Esta cercanía ayudará a “superar el miedo y el desánimo, que pueden venir al recordar los propios errores”.
  • Mirarle con cercanía es ayudar a “Quien se ha equivocado” que, a menudo se siente reprendido por su propio corazón;
  • La distancia, indiferencia y palabras hirientes no ayudan”.
  • Por tanto, el Padre de la historia nos enseña a ofrecer una acogida cálida, que aliente para ir adelante.

El Santo Padre invitó a preguntarnos si nosotros hacemos esto:

  • “¿Buscamos a quien está lejos, deseamos celebrar fiesta con él?
  • ¡Cuánto bien puede hacer un corazón abierto, una escucha verdadera, una sonrisa transparente;
  • ¡celebrar fiesta, es no hacer sentir incómodo!” al que se equivoca

La segunda propuesta: el papa enfatizó la necesidad de la alegría, porque:

  • “quien tiene un corazón sintonizado con Dios, cuando ve el arrepentimiento de una persona, por graves que hayan sido sus errores, se alegra”.
  • No se queda quieto sobre los errores, no señala con el dedo el mal, sino que se alegra por el bien,
  • ¡porque el bien del otro es también el nuestro!

El perdón es una medicina muy poderosa para el alma y la psique

#radiopio12cbba