A un año de la tragedia: Familiares continúan esperando resarcimientos

A un año del embarrancamiento del bus Trans Carrasco, que causó el fallecimiento de 21 personas, los familiares de los afectados denuncian que existen irregularidades en las investigaciones, Trans Carrasco no asumió responsabilidades y que en muchos casos el SOAT aún no se activo por el exceso de requisitos. El embarrancamiento ocurrió el 2 de marzo en el kilómetro 72 de la carretera a Santa Cruz. El siniestro se debió a fallas mecánicas en los frenos del bus, además hubo negligencia del conductor.

Los familiares denuncian que flota Carrasco no se hizo cargo de ningún gasto. “Pruebas han demostrado que el vehículo no tenía inspección técnica, no tenían tarjeta de circulación, la policía se ha hecho de la vista gorda, el viceministerio de transporte no ha dicho nada”, señalo la esposa de uno de los fallecidos en el accidente.

“Hay varias personas que no han cobrado el SOAT porque en Univida te dicen una cosa y otra y varios se van desanimando en el camino”, apuntó la familiar.

Otro de los familiares, el padre de una fallecida, indica que los requisitos para la cobertura del SOAT son excesivos y que en los tramites realizan varios gastos y pasa mucho tiempo.

“Todo el transporte a nivel nacional esta mal, esta empresa no contaba con los requisitos para circular y lo hacen desde pleno centro de la ciudad”, señalan los afectados.