sábado , septiembre 24 2022

Dios nos reconoce como sus hijos

La oración abre al cielo, da oxígeno a la vida y hace ver las cosas “de modo más amplio”.
Cochabamba, 11 de enero 2021.- El papa Francisco, en su homilia dominical instó aprender de Jesús de Nazaret, recogiendo estas tres enseñanzas:
Primero: Jesús se puso en la fila de los bautizados. Nosotros tenemos que aprender a ponernos en la fila del pueblo, hacernos parte del pueblo pobre y sencillo.
Segundo.- Jesús que oraba. Nos enseña a afrontar momentos y elecciones difíciles acudiendo a Dios. Los efectos de la oración son las siguientes:
• La oración “da oxígeno a la vida”, nos hace ver las cosas “de modo más amplio”.
• La oración es “el modo de dejar que Dios actúe en nosotros, para captar lo que Él quiere comunicarnos.
• En las situaciones más difíciles la oración no ayuda a tener «la fuerza de ir adelante”.
• Si no queremos permanecer aplastados, “tenemos necesidad de elevar todo hacia lo alto”.
Tercero.- En la oración Dios nos reconoce como sus hijos amados:
Cuando oramos Dios nos permite tener la misma experiencia de Jesús en el Jordán: nos hace sentir hijos amados del Padre. Como a Jesús en el Evangelio dios nos dice: “Tú eres mi hijo, el amado”.
Al finalizar su mensaje, el papa pidió que le dediquemos tiempo a la oración, sugiriendo que, además de leer el Evangelio todos los días.