OPINION

José Blanco

Buena Nueva, Buena Onda

José Blanco

Buena Nueva, Buena Onda

El papa Francisco publico la Carta “Admirabile signum” sobre el significado y el valor del pesebre.

La Carta revisa los diversos signos del pesebre, en el que el papa afirma que el pesebre es un acto de evangelización por redescubrir y revitalizar.

El pesebre es una noticia revolucionaria

El papa Francisco afirma que nacido en el pesebre Dios mismo inicia la única verdadera revolución que da esperanza y dignidad a los desposeídos, a los marginados.

El pesebre nos hace ver, nos hace tocar este acontecimiento único y extraordinario que ha cambiado el curso de la historia: “la revolución del amor, la revolución de la ternura".

SIGNOS VIVOS DEL PESEBRE

El pastor de la Iglesia Católica nos invita a contemplar, aprender y vivir mirando cada uno de los signos del pesebre:

1.- El cielo estrellado, la oscuridad y el silencio de la noche: Es la noche que a veces rodea nuestra vida. Y es precisamente en esos momentos Dios no nos deja solos, sino que se hace presente. Dios lleva la luz allí donde hay tinieblas e ilumina a los que pasan por las tinieblas del sufrimiento. No vamos a dejarnos empañar por el silencio de la noche.

2.- Los paisajes, los ángeles, la estrella cometa:

Luego, a menudo, hay paisajes hechos de ruinas de casas y palacios antiguos, son signo visible de la humanidad caída. Ahí se debe recordar y contemplar a Jesús que vino a sanar y reconstruir.

3.- Hay montañas, arroyos, ovejas, para representar a toda la creación que participa en la fiesta de la venida del Mesías.

4.- Los ángeles y la estrella cometa son el signo de que nosotros estamos llamados a ponernos en camino para dejarnos guiar por la estrella cometa, dejarnos anunciar la alegría de no tener miedo y llegar a la cueva para encontrarnos con el Señor.

5.- Los pastores nos dicen que son los más humildes y los más pobres que saben acoger el acontecimiento de la Encarnación.

Las estatuas de los pobres nos recuerdan que son ellos los privilegiados de este misterio y, a menudo, los más capaces de reconocer la presencia de Dios en medio de nosotros.

Mientras que el palacio de Herodes está al fondo, cerrado, sordo al anuncio de la alegría.

6.- Los otros personajes: del herrero al panadero

En el pesebre se colocan a menudo nuevas figuras, eso debe recordarnos que en este nuevo mundo inaugurado por Jesús hay lugar para todo lo humano y para toda criatura.

Del pastor al herrero, del panadero al músico, de las mujeres que llevan jarras de agua a los niños que juegan.

7.- Los Reyes Magos

Cuando se acerca la fiesta de la Epifanía, se colocan en el pesebre las tres estatuas de los Reyes Magos, que enseñan que se puede partir desde lejos para llegar a Cristo. Que la sabiduría tiene un fin: encontrarse con la sabiduría de Dios.

8.- El Niño Jesús: el amor que cambia la historia

En el pesebre está el pequeño Jesús, es el signo del Dios imprevisible, un Dios fuera de nuestros esquemas. Así dios se presenta en un niño, para ser acogido en nuestros brazos.

Dios se presenta en la debilidad y la fragilidad, allí esconde su poder que crea y transforma todo con amor.

La Carta revisa los diversos signos del pesebre, en el que el papa afirma que: el pesebre es un acto de evangelización por redescubrir y revitalizar.

0
0
0
s2smodern