EVANGELIZACION

Claves para celebrar la jornada mundial de los Pobres.

Cochabamba, 15 de noviembre 2019.- El 17 de noviembre la Iglesia Católica celebrará #“la Jornada Mundial de los Pobres”. Este 2019 tiene el lema #“La esperanza de los pobres nunca se frustrará”.

El mensaje del Papa Francisco, para esta jornada, comienza releyendo la actualidad del Salmo 9, versículo 19. Recordándonos que, hoy como ayer, hay grupos de personas con enriquecimiento desmedido y también hay ingente número de pobres que carecen de lo necesario; y que en ocasiones son además maltratados y explotados.

Este es un listado de las numerosas nuevas formas de esclavitudes, a las que están sometidos millones de hombres, mujeres, jóvenes y niños:

  1. Familias que se ven obligadas a abandonar su tierra para buscar formas de subsistencia en otros lugares;
  2. huérfanos que han perdido a sus padres o que han sido separados violentamente de ellos a causa de una brutal explotación;
  3. jóvenes en busca de una realización profesional a los que se les impide el acceso al trabajo a causa de políticas económicas miopes;
  4. Las víctimas de tantas formas de violencia, desde la prostitución hasta las drogas, y humilladas en lo más profundo de su ser.
  5. Inmigrantes víctimas de tantos intereses ocultos, tan a menudo instrumentalizados con fines políticos, a los que se les niega la solidaridad y la igualdad?
  6. Otras numerosas personas marginadas y sin hogar que deambulan por las calles de nuestras ciudades?

Existen millones de pobres que viven en situaciones infrahumanas:

  1. Los pobres están en los vertederos recogiendo el producto del descarte para encontrar algo que comer o con qué vestirse.
  2. Son tratados como desperdicios, considerados parásitos de la sociedad, no se les perdona ni siquiera su pobreza. Se está siempre alerta para juzgarlos.
  3. Los pobres son vistos como una amenaza o gente incapaz, se planea para deshacerse de su presencia, incluso en las calles, últimos lugares de acogida.
  4. Deambulan por las calles, buscando trabajo, casa y un poco de afecto
  5. Los pobres son personas a las que hay que ir a encontrar: son jóvenes y ancianos solos a los que se puede invitar a entrar en casa para compartir una comida; hombres, mujeres y niños que esperan una palabra amistosa.
  6. Los pobres no son números a los que se pueda recurrir para alardear con obras y proyectos.

El papa Francisco subrayó que en el trabajo pastoral de Iglesia No hay forma de eludir la llamada a favor del pobre, porque:

-         El pobre es aquel que «confía en el Señor y es una protesta continua contra nuestras injusticias.

-         El pobre es un polvorín. Si le das fuego, el mundo estallará.

-         Para el pobre, Dios es aquel que escucha, interviene, protege, defiende, redime, salva...

-         Jesús no tuvo miedo de identificarse con cada uno de ellos: «Cada vez que lo hicisteis con uno de estos, mis hermanos más pequeños, conmigo lo hicisteis» (Mt 25,40). Huir de esta identificación equivale a falsificar el Evangelio.

-         La opción por los últimos, por aquellos que la sociedad descarta y desecha es una opción prioritaria.

El pastor de los católicos nos anima a ser testigos de la esperanza de los pobres. A pesar que en el contexto de una cultura consumista y de descarte, orientada a acrecentar el bienestar superficial y efímero. Hace llamados a: los voluntarios, los que viven con los pobres, los cristianos y personas de buena voluntad.

Mensaje a los voluntarios:

-         No quedarse en la necesidad material, sino a ir más allá para descubrir la bondad escondida en sus corazones, prestando atención a su cultura y a sus maneras de expresarse, y así poder entablar un verdadero diálogo fraterno.

-         Fijar la mirada en lo esencial, que no requiere muchas palabras sino una mirada de amor y una mano tendida. No olvidar que «la peor discriminación que sufren los pobres es la falta de atención espiritual» (ibíd., 200).

Mensaje a las personas santas que viven junto a los pobres:

-         Lo que realmente necesitan los pobres va más allá del plato caliente o del bocadillo que les ofrecemos, necesitan nuestras manos para reincorporarse, nuestros corazones para sentir de nuevo el calor del afecto, nuestra presencia para superar la soledad. Sencillamente, ellos necesitan amor.

-         A veces se requiere poco para devolver la esperanza: basta con detenerse, sonreír, escuchar.

Mensaje a las comunidades cristianas

-         pido que se comprometan para que esta Jornada Mundial pueda reforzar en muchos la voluntad de colaborar activamente para que nadie se sienta privado de cercanía y solidaridad.

-         NO olvidar la fuerza salvífica de los pobres: «No hay en ella muchos sabios en lo humano, ni muchos poderosos, ni muchos aristócratas; sino que, lo necio del mundo lo ha escogido Dios para humillar a los sabios, y lo débil del mundo lo ha escogido Dios para humillar lo poderoso.

-         Aún más, ha escogido la gente baja del mundo, lo despreciable, lo que no cuenta, para anular a lo que cuenta, de modo que nadie pueda gloriarse en presencia del Señor» (1 Co 1,26-29).

-         Con los ojos humanos no se logra ver esta fuerza salvífica; con los ojos de la fe, en cambio, se la puede ver en acción y experimentarla en primera persona.

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII