EVANGELIZACION

A espaldas de Jesús, los fariseos llegan a un acuerdo para prepararle una trampa decisiva.

La trampa está bien pensada: “¿Es lícito pagar impuestos al César o no?”.

 

Si responde negativamente, le podrán acusar de rebelión contra Roma.

 

Si legitima el pago de tributos, quedará desprestigiado ante aquellos pobres campesinos que viven oprimidos por los impuestos, y a los que él ama y defiende con todas sus fuerzas.

 

Jesús les responde con una frase histórica: den al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.

Como releemos ese mensaje de Jesús hoy?.

 

Para Jesús, el césar y Dios no son dos autoridades de rango semejante que se han de repartir la sumisión de los hombres. Dios está por encima de cualquier césar.

 

El Cesar no puede nunca exigir lo que le pertenece a Dios.

 

No se ha de sacrificar la vida, la dignidad o la felicidad de las personas a ningún poder.

 

En nuestros días hay un poder que le pertenece a los cesares de hoy

 

Se trata de la “dictadura de una economía sin rostro

 

Es una dictadura que causa sufrimiento, hambre y destrucción.

 

LOS CESARES DE HOY nos han impuesto estilos de vida para vivir Obsesionados por un bienestar material siempre mayor

 

En estos tiempos en que crece el poder del estado de manera insospechada, Donde casi todo está dirigido y controlado perfectamente.

 

La voz de Jesús es clara: den al Cesar lo que es del Cesar.

 

Los creyentes no hemos de dejarnos robar nuestra conciencia y nuestra libertad por ningún poder.

Hemos de cumplir con honradez nuestros deberes ciudadanos, pero no hemos de entregarle nuestra conciencia.

 

Darle a Dios lo que es de Dios, es no dejarnos modelar ni dirigir por ningún poder

 

Darle a Dios lo que es de Dios es tener una conversión de nuestro estilo de vida para no dejarnos imponer por la lógica del tener más,

 

Darle a Dios lo que es de Dios es pasar de la lógica de la competición a la lógica de la solidaridad y la cooperación

 

Darle a Dios lo que es de Dios es poner límites a la voracidad de los mercados;

 

Darle a Dios lo que es de Dios aprender una nueva ética de la renuncia.

0
0
0
s2sdefault

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII