Como era de suponer, porque Uruguay va a jugar mañana a 3.650 metros de altura con sólo dos entrenamientos contra un rival que, aunque modesto, hace 12 días que está trabajando, e incluso se encuentra concentrado, al poco rato de tener el plantel completo, Tabárez le echó mano al equipo que al menos tiene en la mente para el estreno en La Paz.

Más artículos...