De manera frecuente se conoce sobre algún milagro económico ocurrido en algún determinado país. Sin embargo, bajo un an?¡lisis crítico, estos fenómenos económicos de ningún modo son milagros, sino el resultado de políticas apropiadas y oportunas aplicadas generalmente en un marco de condiciones internas favorables, siguiendo la premisa universal de la economía de que el mejor resultado económico dependería de la mejor asignación de los escasos recursos disponibles, al margen del marco político ideológico en que se opere.

La industria minera como un factor incontrastable de carácter económico, está sujeto a este principio y por el rol rector que tiene el Estado sobre estos recursos en el país, depende de este el papel que desempeñen en el desarrollo de la economía.

Los recursos mineralógicos distribuidos aleatoriamente sobre la corteza terrestre, sea estos de origen primario o secundario, han sido extraídos por el hombre desde los albores de la historia, desde las formas más sencillas, pequeñas y rudimentarias hasta las formas más complejas, masivos y sofisticados en una carrera gradual y constante a medida que fueron agotándose los yacimientos ricos y expuestos hacia los complejos, de bajo contenido y masivo, reemplazando la pureza con la extracción a gran escala y bajo costo gracias a un factor que ha coadyuvado en este proceso, el paralelo avance de la ciencia, tecnología, administración y la disponibilidad de mercados de inversión. Sin la participación de estos factores sencillamente no se habría logrado el aprovechamiento de los recursos diseminados de bajo contenido, proceso que sigue adelantando a medida que avanza la ciencia, lo que aleja el fantasma del agotamiento de los recursos mineralógicos, como fue hace apenas medio siglo antes.

Hoy en día la localización de yacimientos más es trabajo de información e investigación de los datos disponibles, como los rastreos satelitales que develan anomalías estructurales importantes que coadyuvan con la información geológica metalogenética y la información dejada de los trabajos previos. Esta última fuente de información siempre ha tenido importancia a medida que aumentan los requerimientos de la industria y avance de la tecnología, que incluso conllevan el retratamiento de los residuos de la operación. -Estas informaciones darín las pistas para los siguiente pasos como la prospección y exploración, que si confirman el prospecto dará lugar al reconocimiento y evaluación de los recursos, los que si de acuerdo a los parámetros establecidos por el mercado tienen un valor económico en la actualidad, son consideradas reservas.

Estas reservas que tienen un fuerte carácter económico serán el principal parámetro para evaluar conjuntamente los otros parámetros económicos si el prospecto se concreta en una operación minera o paraliza en esta etapa del proyecto.

Según el grado de verificación que se ha realizado el la evaluación se consideran positivas, probables y posibles, datos que en la operación misma ayudarían a tomar decisiones en la determinación de la ley de cabeza y otras decisiones de car?¡cter operacional.

La siguiente etapa es la explotación que en resumen es la separación de las reservas de minerales de su entorno rocoso estéril o de bajo contenidos con métodos de explotación de los más selectivos de baja productividad y de alto costo, hasta los más masivos de alta productividad, baja selectividad y bajo costo, producto que es extraído al exterior cuando se trata de una operación subterránea y luego transportada y puesta a disposición de la planta de concentración para su tratamiento con la óptima recuperación y mínimo costo.

La concentración es la etapa por el cual el mineral de la mina es sometido a un proceso continuo de fraccionamiento y selección de la fracción de mayor contenido, producto de la liberación del mineral del material estéril producido por el fraccionamiento y su natural diferenciación.

Este proceso se realizaría cuantas veces sea necesario hasta alcanzar el producto concentrado, con la óptima recuperación y mínimo costo.

Finalmente el proceso de comercialización fundición y refinación determina la recuperación total y el costo definitivo de la operación, que determinar?¡ la competitividad del metal en el mercado.

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII