De manera general el valor de las exportaciones bolivianas ha disminuido sensiblemente en el primer trimestre del año en curso y en la medida que avanzamos hacia el segundo trimestre, las expectativas no son halagüeñas, al contrario en algunos rubros persistir?¡ el proceso de descenso, aunque se dice que el precio de algunos minerales tendr?¡n una recuperación paulatina en la segunda mitad del año.

 

 

Según un reporte del Instituto Nacional de Estadística (INE) en su an?¡lisis comparativo señala que en la gestión del año pasado en los tres primeros meses el país exportó por un valor de 3.023,75 millones de dólares, mientras que en la presente gestión las exportaciones sólo sumaron 2.316.64 millones de dólares. El hecho significa una reducción de ingresos del 27,67 por ciento. En dinero esa resta es de 886 millones de dólares.

El INE toma en cuenta la disminución que sufrieron, en este orden, el agropecuario, la extracción de hidrocarburos, la explotación de minerales y la producción de la industria manufacturera.

Las cifras son elocuentes al señalar que el sector agropecuario disminuyó en proporción del 31.99% con 40.37 millones de dólares menos: la extracción de hidrocarburos bajó en 29,80% con 506,19 millones de dólares; la industria manufactura marcó 34,36% de bajada dejando de percibir 297,45 millones de dólares, en cambio la extracción de minerales perdió 63,36 millones de dólares, lo que significó un 12,89 por ciento, en el rango mostrado, el caso minero aparece como el menos afectado.

Las gr?¡ficas del INE, muestran que la extracción de hidrocarburos, la industria manufacturera y la producción agropecuaria soportaron el mayor impacto por la disminución de sus exportaciones.

La causa del proceso de bajada en el precio de las materias primas se debe a los factores de la presión que ejercen las potencias industriales y que durante algo m?¡s de una década provocaron el ?boom exportador de Bolivia?, ahora entran en receso y amenazan con un derrumbe de las exportaciones en el año presente, con la grave secuela de un efecto m?¡s demoledor del que sucedió el año 2009 cuando los ingresos cayeron en 1.500 millones de dólares, de acuerdo a la apreciación del gerente general del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

El IBCE tiene también un interesante registro de cifras y señala que las importaciones bolivianas hasta el primer trimestre de este año llegaron a 2.353 millones de dólares, lo que significó una baja de 53 millones de dólares en relación a lo que se logró el año anterior.

El hecho en materia de control representa que en el trimestre 2015 se contabiliza el primer déficit comercial luego de once años, seg?ºn el IBCE que a su vez toma como referencia los datos del INE. Esa variable aclara que las importaciones bolivianas superaron a las exportaciones en m?¡s de 36 millones de dólares, consign?¡ndose de ese modo como saldo deficitario.

Est?¡ visto y se ratifica con los datos que maneja el INE y los detalles del IBCE, lo que mencionamos en anteriores ediciones, al señalar que la enorme dependencia económica de nuestro país al sostenerse principalmente con la exportación de sus materias primas no renovables como los hidrocarburos y los minerales, que representan el 80% del total exportable, hace que cualquier variable en descenso de los precios internacionales complique el rubro de nuestras finanzas internas.

Los efectos de la desaceleración económica en los países que importan nuestras materias primas produce un desequilibrio en la balanza comercial con el fenómeno de que en este ?ºltimo periodo estamos importando m?¡s de lo que exportamos, diferencia que altera los índices del crecimiento nacional.

INVERSIONES E

INDUSTRIALIZACI?"N

Los retos del presente frente a la coyuntura de los bajos precios para nuestras materias primas y especialmente de los concentrados de minerales, obliga a definir esa política minera agresiva y efectiva que se anunció y que debe concretarse en medidas que emita el Poder Ejecutivo en tiempo breve, puesto que las condiciones de ?salvataje? de la minería y la metalurgia, exigen resoluciones muy claras para su aplicación, respaldadas por un reglamento que sigue demorado en su aprobación para aplicar la nueva Ley Minera.

Lo m?¡s importante son las medidas que permitan encarar proyectos mineros de ?cuenta mayor?, facilitando las inversiones internacionales, incentiv?¡ndolas, pero también garantiz?¡ndolas, de modo que podamos encarar los planes de prospección, exploración y futura explotación de nuevos yacimientos mineros.

El otro paso tiene que ver con la industrialización de nuestros minerales para lo que también se necesitan capitales y eso implica abrir las puertas a inversiones seguras, naturalmente con reglas de juego que sean factibles y posibles de cumplir en un negocio de alto riesgo como es la minería y la metalurgia. Hay que superar los problemas que todavía frenan el avance hacia la fundición de todos nuestros concentrados. El caso del Mut?ºn, Karachipampa, las plantas de zinc para Oruro y Potosí, el Ausmelt de Vinto que todavía no entró en plena producción y ya se quiere instalar otro.

Hay que ordenar la política minero metal?ºrgica, pero con urgencia, como se dice ?para ayer?, pues el presente es crítico y el futuro debe ser próspero.

Medios, Larazón, Agencias, PM. -Exportaciones seg?ºn principales productos de la actividad de extracción de minerales 2014-2015

Exportaciones seg?ºn actividad económica, 2014-2015 

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII