La actividad que rememoró ese luctuoso suceso se desarrolló el 23 y 24 de junio en el distrito minero de Siglo XX, donde también participaron el viceministro de Política Minera, Regulación y Fiscalización, Gualberto Hochkofler; el Presidente Ejecutivo de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), José Pimentel; el legendario ex ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Edgar “Huracán” Ramírez; el viceministro de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción y Transparencia Institucional, Gonzalo Trigoso; Radio Pio XII. autoridades locales, trabajadores y rentistas mineros, representantes de la Universidad Nacional de Siglo XX, estudiantes, pobladores e invitados especiales.

El primer día se presentaron libros y publicaciones relativas a la masacre, como la revista-documento “Homenaje a los 50 años de la Masacre de San Juan perpetrada a los Trabajadores Mineros” con material hemerográfico y documental que fue entregada a través del viceministro Hochkofler.

La noche del viernes, también se realizó el encendido de una fogata en homenaje a los 50 años de la Masacre de San Juan en la Plaza del Minero de Siglo XX, evento que fue protagonizado por los Ministros señalados.

El sábado, además de la entrega de ofrendas florales en los monumentos de Federico Escobar, César Lora e Irineo Pimentel, se realizó una multitudinaria marcha que recorrió la ruta de la revolución por los distritos mineros de Llallagua y Siglo XX, con presencia de autoridades, mineros y pobladores.

Las actividades conmemorativas culminaron en la Plaza del Minero de Llallagua, con el descubrimiento, por el ministro Navarro, de una plaqueta recordatoria en el frontis del Sindicato Mixto de Trabajadores Mineros de Siglo XX y que conmemora a los mineros asesinados en aquel San Juan de 1967.

El cierre del acto de homenaje estuvo a cargo del titular de la cartera de Minería y Metalurgia, quién resaltó el significado de este hecho histórico, la resistencia de los trabajadores mineros a la dictadura militar de la época y el legado de los caídos en la fatídica noche de San Juan a la historia actual.

A su vez, hicieron uso de la palabra, enfatizando la memoria y proyección de este trágico hecho histórico el Secretario General de la Asociación de Rentistas Mineros de Llallagua, Germán Ledezma Coca; el Director del Archivo Minero de COMIBOL, Edgar Ramírez; el Ministro de Trabajo, Empleo y Previsión Social, Héctor Hinojosa, y una representante de las Amas de Casa Mineras.

Aquel 24 de junio de 1967, en la madrugada, cuando la población minera de Siglo XX y Llallagua se hallaba compartiendo la tradicional fiesta de San Juan, sufrió la arremetida armada del Ejército que disparó a mansalva, asesinando a mineros e hiriendo a casi un centenar de pobladores de los campamentos. Entre las víctimas, se hallaba el dirigente minero Rosendo García Maizman, quien fue asesinado por la fuerza militar al defender la Radio La Voz del Minero. La artera decisión del dictador René Barrientos, asesorada por la Embajada Americana, quiso justificarse como medida preventiva, ante la sospecha de alianza revolucionaria entre la guerrilla de Ernesto “Ché” Guevara y los trabajadores mineros.

Los homenajes tuvieron un carácter emotivo de alta conciencia revolucionaria. La memoria y el respeto por esa fatídica fecha permanece indemne. No sólo los jubilados y rentistas manifestaron su respeto por la fecha, si no el Gobierno de Evo Morales Ayma, a través de los Ministerios de Minería y de Trabajo, junto a estudiantes y universitarios y el pueblo. A los 50 años de la Masacre de San Juan, el legado de los caídos es una fuente permanente de inspiración a la Bolivia actual.

0
0
0
s2sdefault

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII