DEPORTES

La Vinotinto continúa soñando en este Mundial Sub-20 y se planta en la gran final después de superar a una correosa selección uruguaya. Sosa empató el partido en una falta en el descuento con un golpeo fantástico y Faríñez se vistió de héroe en la tanda de penaltis deteniendo dos lanzamientos.

Se acaban los calificativos con el equipazo que ha montado Rafael Dudamel, culpable de que el país trasnoche para ver a sus chamos olvidando durante unas horas la horrible situación en el país. Venezuela está orgullosa de los suyos, que siguen superándose a cada partido, pasando ronda del KO después de jugar 120 minutos por tercera vez en los tres últimos encuentros.

Lejos de verse superada por la situación, la Vinotinto salió a por el partido desde el minuto uno. La acumulación de uruguayos a la hora de defender y la falta de claridad en el último pase por una nueva ausencia –por lesión- de Soteldo provocó que se viera a una Venezuela que se estrellaba una y otra vez contra el muro celeste, que pronto igualó la marcha que habían metidos los vinotintos para soltar peligrosas contras mediante Saracchi o Canobbio e ir dibujando a Faríñez como un gigante imposible de superar desde el principio.

La igualdad reinaba cuando los jugadores regresaban de vestuarios, justo antes de la jugada que cambió el partido. Una caída dentro del área de Canobbio tras una acción de Mejías fue revisada por el VAR y el veredicto fue claro: penalti. En la acción se puede ver cómo el defensor toca balón pero también golpea en la pierna del atacante. De La Cruz no perdonó la pena máxima y desató el delirio en el banquillo uruguayo. Casi seguía la celebración cuando tuvo lugar la acción que pudo cerrar el partido. Faríñez detuvo a bocajarro un disparo de Schiappacasse a placer, solo y dentro del área pequeña, evitando el segundo y dando vida a la Vinotinto.

(AS)

Con la entrada al campo de Soteldo, Venezuela se fue definitivamente a por el partido y su asedio acabaría teniendo premio en el descuento con Uruguay ya oliendo a finalista. Minuto 91 y Sosa puso una falta dese el borde del área en la escuadra. Mele pudo hacer pero el zurdazo acabó en las mallas, forzando una prórroga para la que la Celeste no estaba preparada.

En los 30 minutos extras, hubo más tensión que fútbol y más patadas que ocasiones, con ambos esperando a una tanda que eligiera ganador. Pese a ello, tanto Canobbio con un córner que sacaron entre Faríñez y el palo, y Jan Hurtado, que disparó a la madera en la última jugada, pudieron evitar un desenlace fatídico. Este llegó después de que se cumpliera la norma y fallaran los mejores de cada equipo, Soteldo y De La Cruz, este último en el penalti definitivo que encumbró a un Faríñez-también se lo paró a Rodríguez- y metió a La Vinotinto en la gran final.

Venezuela asombra al mundo y demuestra que tiene mucho que decir en los próximos años, con una generación completa que está siendo el foco de alegría de un país en horas bajas.

0
0
0
s2sdefault

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


OLIMPIADAS RIO 2016