INDIGENAS

Intento de asesinato, homicidio culposo, amenaza de muerte, amenazas diversas, lesiones corporales dolosas, racismo y discriminación étnica cultural y violencia sexual.

Intento de asesinato, homicidio culposo, amenaza de muerte, amenazas diversas, lesiones corporales dolosas, racismo y discriminación étnica cultural y violencia sexual.

Brasilia, Brasil.- Según un reciente Informe sobre la Violencia contra los Pueblos Indígenas en Brasil, publicado anualmente por el Consejo Indigenista Misionero (CIMI) que presenta datos de 2017, revela un aumento en 14 de los 19 tipos de violencia contra los pueblos indígenas.

Las informaciones sistematizadas evidencian que sigue dramática la cantidad de registros de suicidio (128 casos), asesinato (110 casos), mortalidad en la infancia (702 casos) y de las violaciones relacionadas al derecho a la tierra tradicional y a la protección de ellas.

"Esta edición del Informe explicita una realidad de absoluta inseguridad jurídica en lo que se refiere a los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas en el país. "Para empeorar, los Tres Poderes del Estado han sido cómplices de la presión sobre el territorio, que pretende permitir la explotación de sus recursos naturales, y resulta en violencia en las aldeas", explica Roberto Liebgott, coordinador del Regional Sur del Cimi y uno de los organizadores de la publicación.

Violencia contra el patrimonio

En el Informe, llama la atención el consolidado aumento en los tres tipos de "violencia contra el patrimonio", que forman el primer capítulo del Informe: omisión y morosidad en la regularización de tierras (847 casos); conflictos relativos a los derechos territoriales (20 casos); e invasiones posesivas, explotación ilegal de recursos naturales y daños diversos al patrimonio (96 casos registrados).

Se observa un significativo aumento en lo que concierne a las invasiones; al robo de bienes naturales, como madera y minerales; caza y pesca ilegales; contaminación del suelo y del agua por agrotóxicos; y los incendios, entre otras acciones criminales. En el año anterior, 2016, se habían registrado 59 casos, hubo un aumento del 62% en 2017.

De las 1.306 tierras reivindicadas por los pueblos indígenas en Brasil, un total de 847 tierras (lo que representa el 64%) presenta alguna pendiente del Estado para la finalización del proceso demarcatorio y el registro como territorio tradicional indígena en la Secretaría del Patrimonio de la Unión (SPU). Considerando que la Constitución Federal de 1988 determinó la demarcación de todas las tierras indígenas de Brasil hasta 1993, queda evidente una completa omisión del Ejecutivo en el cumplimiento de su obligación constitucional.

La invasión se extendió como pólvora sobre los territorios y amenazan la supervivencia de muchos pueblos, incluso los aislados. "Está claro que Brasil fue tomado de asalto, hecho rehén de intereses privados de la elite agraria, 'agraciada' con nuevas 'capitanías hereditarias', que se distribuyen a cambio de la muerte de los pueblos que habitan los territorios", señala.

Violencia contra los derechos de las personas

En relación a la "violencia contra la persona", hubo un agravamiento de la situación registrada en siete de los nueve tipos evaluados: intento de asesinato (27 casos), homicidio culposo (19 casos), amenaza de muerte (14), amenazas diversas (18), lesiones corporales dolosas (12), racismo y discriminación étnica cultural (18) y violencia sexual (16).

De esta manera, queda evidente que la situación real en relación al asesinato de indígenas puede ser aún más grave. Los tres estados que tuvieron el mayor número de asesinatos registrados fueron Roraima (33), Amazonas (28) y Mato Grosso do Sul (17).

Abuso de poder

En cuanto al abuso de poder, hubo el registro de 8 casos, misma cantidad de 2016. En 2017 se registraron 110 casos de asesinato de indígenas, ocho menos que los registrados en 2016. Cabe resaltar que la propia Sesai reconoce que este dato es parcial, ya que todavía puede recibir la notificación de nuevos asesinatos.

En su artículo de presentación del Informe, el secretario ejecutivo del Cimi, Cleber Buzatto, considera que "con Temer al mando del Ejecutivo federal, los agresores se sintieron más seguros para cometer sus crímenes.

El informe del Cimi trae aún análisis sobre la actual coyuntura política y, sobre algunos temas específicos, como la amenaza al futuro de los pueblos aislados (que evitan el contacto con la sociedad no indígena); la inconstitucionalidad del Dictamen 001, de la Abogacía General de la Unión; el presupuesto de las políticas indigenistas; y la necesidad del Estado de implementar reparaciones para los pueblos indígenas que sufrieron, y continúan sufriendo, violencia y violación de sus derechos, como es el caso de los Karipuna.

http://signisalc.org/noticias/amazonia/pueblos-indigenas/01-10-2018/aumenta-la-violencia-contra-pueblos-indgenas-en-brasil-cimi

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA 


  • PIO XII SIGLO XX
  • PIO XII ORURO
  • PIO XII COCHABAMBA
  • PRENSA PIO XII