Unas 1.227 mujeres del municipio de Llallagua, el 10 por ciento de las mujeres en edad de embarazarse de este municipio, se tomaron pruebas para conocer si tenían el cáncer cérvico uterino o cáncer en el cuello del útero.

Antes de la campaña, entre una a dos mujeres acudían mensualmente al hospital para hacerse el control. Pero en dos meses de campaña, junio y julio de este año, 1.200 mujeres se sometieron a la prueba.

Unieron fuerzas con este objetivo el Programa de Apoyo a La Democracia Municipal, PADEM, la red de salud del municipio de Llallagua, la alcaldía y medios de comunicación como Radio PIO XII.

Las pruebas en los hospitales y centros de salud

Jenny Espejo, directora del centro de salud Madre Obrera, señala que tomaron casi la mitad del total de esas pruebas sólo en el distrito de Llallagua.

El resto de las pruebas se tomaron en centros de salud y puestos médicos de Catavi, Siglo XX y otros distritos.

Norma Saravia, médico responsable de encabezar la campaña revela que a fin de agosto rematarán los logros con una feria para enseñar cómo consiguieron metas.

Pero, cuáles son las razones para que tantas mujeres mueran con el cáncer del cuello uterino? Jenny Espejo, da la siguiente explicación:

Son infecciones vaginales mal curadas en muchos casos provocadas por el mismo compañero, novio o esposo que a su vez tuvo sexo con varias personas que tenían este problema; se debe a que algunas mujeres tiene relaciones sexuales a muy temprana edad, o tienen múltiples parejas sexuales; mujeres que se alimentan mal y sufren desnutrición; también están propensas a sufrir el cáncer en el cuello del útero quienes tienen más de 5 ó 6 hijos o en cambio aquellas que consumen drogas como la marihuana o la cocaína e ingieren bebidas alcohólicas.

Hablan las mujeres

Una muchacha de 19 años escuchó de la campaña por Radio, pero aún cree que no es tiempo para tomarse la prueba porque considera que es muy joven para hacerlo.

Una comerciante, mayor de 50 años se hizo la prueba en 2010, pero dice que no alcanzó a esta campaña. Está consciente que el cáncer le puede llevar al cementerio.

Otra mujer mayor de 40 años explica que tuvo que viajar hasta Oruro para tomarse esa prueba en 2012, recomienda someterse a la prueba y admite que se atrasó en la campaña pero promete hacerlo ahora.

La recomendación es que estas pruebas deben tomarse cada año mínimamente para prevenir el cáncer del cuello del útero.

Finalmente un varón mayor de 30 años, testimonia que su esposa falleció justamente debido al cáncer en la matriz, no tuvo tratamiento oportuno, se quedó con sus dos niñas, su esposa de 32 tenía el cáncer avanzado. Recomienda a los varones convencer a sus esposas para aplicarse el papanicolau.

Los resultados

Según Norma Saravia, médico que realizó un seguimiento riguroso a esta campaña, 3 mujeres dieron positivo en los resultados. A ellas se les encamina en el tratamiento con el médico especialista; unas 8 deberán someterse a una biopsia, es decir someter al microscopio a un trozo de tejido o parte del líquido orgánico que se extrae de ese órgano de la mujer, para confirmar si lo que tienen está avanzado; y 10 personas deberán someterse a otra prueba para verificar su situación.

Una radiografía del país y Sudamérica

Según el estudio de Evidencia Científica, presentado recientemente por el Ministerio de Salud, CIES y la Universidad Andina, casi 18 de cada 100 mil mujeres de 20 a 59 años en Bolivia tienen el cáncer cérvico uterino. Cuando esto no se previene, muchas llegan a morir.

Según ese mismo estudio, 13 de cada 100 mil mujeres de 20 a 59 años tienen cáncer cérvico uterino en Sudamérica.

Llallagua, con el cumplimiento de esta meta ganó 100 mil bolivianos para equipamiento completo de un laboratorio que servirá justamente para detectar el cáncer en el cuello del útero de las mujeres.

Este es un municipio del norte Potosí y cuenta con 11 mil mujeres en edad fértil.

Javier Sandi, trabajador administrativo de la UNSXX asegura que en 1986 marcharon por la vida, para que las minas no se cierren y para que los mineros no sean retirados. Recuerda que en esa época los precios de los minerales bajaron y asegura que hoy se corre el riesgo de que muchos trabajadores queden sin empleo por un nuevo bajón de precios de las materias primas. Sandi afirma que el gobierno no debe permitir esta situación.

En aquella oportunidad 27 mil trabajadores de los yacimientos nacionalizados fueron retirados por el gobierno de Víctor Paz Estensoro, un gobierno neoliberal, que respaldado por el derrumbe del precio de los minerales retiró a los obreros, cerró minas y aplicó el decreto 21060, de libre oferta y demanda.

El entrevistado dijo que fueron a una marcha de protesta desde Siglo XX hasta Oruro, pero allí una asamblea decidió la Marcha por la Vida hasta La Paz.

Unas 6 mil personas iniciaron la marcha por la vida y llegaron 10 mil hasta Calamarca, cerca de la ciudad de La Paz. Era una movilización original, nunca antes vista, se jugaba el futuro de la economía de los departamentos de Oruro y Potosí.

En su testimonio reitera que lucharon contra los despidos de trabajadores, para que se abastezca pulperías y se evite la quiebra de las economías de Oruro y Potosí.

Sus recuerdos apuntan a sus compañeros de marcha: Julio Orihuela y Benigno Bastos.

Su frustración mayor: haber sido rodeado por miles de militares en Calamarca, donde no había paso de movilidades desde Oruro y tampoco desde la sede de gobierno. Sandi señaló que se sintió frustrado y tuvo que retornar.

Pasaron 29 años de ese hecho ocurrido en el país. La industria minera se derrumbó por completo y la economía de estas regiones retrocedió más de 70 años, según los catedráticos y autoridades de entonces de la Universidad Nacional Siglo XX.

Unidad Demócrata reveló un estudio en el que tres redes de televisión, ATB, PAT y BTV, tienen el 55% de toda la publicidad estatal, lo que representa 60 millones de dólares, pese a que estos medios concentran solo el 10% de audiencia según un estudio de medición.

Leer más...

Más artículos...

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA