EN LA MIRA

Radio pio XII.- En la sala de neumología del Hospital “Jaime Mendoza” de la Caja Nacional de Salud, regional Uncía, se encuentran pacientes con problemas en los pulmones y en su mayoría mineros cooperativistas y ex trabajadores jubilados con diagnóstico de silicosis, Radio Pio XII pudo conversar con tres mineros hospitalizados que sobreviven al mal de minas

Nicolás de 42 años, es un minero cooperativista que vive con la Silicosis desde hace bastante tiempo. Supo que tenía la enfermedad hace 5 años cuando se realizó la prueba en una de las campañas de catastro pulmonar de la Caja Nacional de Salud (CNS) regional Uncia.

Él manifiesta que comenzó a trabajar desde los 23 años en la mina aurífera del municipio de Chuquihuta, tuvo la oportunidad de conseguir trabajo en una empresa textilera, por el poco salario dejó ese trabajo y se vio obligado de regresar a la mina para romper la roca y extraer el mineral, antes era mucho más fácil, desde que se registró un derrumbe el trabajo es mas sacrificado en yacimiento, explica.

“Hace cinco años me detectaron Silicosis en los pulmones, en el exámen de catastro pulmonar los médicos me dijeron principios y ahora dicen que avanzo. Muchas veces con el trabajo uno se olvida de la enfermedad y cuando viene los dolores recién nos preocupa, es una enfermedad irreversible por la acumulación del polvo en los pulmones, todo el tiempo me siento cansado y casi no puedo respirar” Dijo don Nicolas.

El Papa de Nicolas empezó a trabajar en la mina desde los 14 y  por el mal de minas falleció a los 72 años de edad, la silicosis, una enfermedad silenciosa que se apodera de los mineros por las pocas condiciones laborales en el que trabajan, la mayoría se expone al polvo o partículas de tierra que existen en las profundidades de la mina.

Como él varios mineros viven con la silicosis en los centros mineros del país. Muchos son conscientes de que deben cuidarse y mantener una buena alimentación para evitar complicaciones en la salud, algunos aseguran que el trabajo que les mantiene vivos.

La Silicosis un asesino silencioso

Julio Huanca de 37 años, es otro trabajador minero que a partir de los 14 años comenzó a trabajar en la mina y a sus 32 años le diagnosticaron principios de silicosis, cinco años después, los médicos le dijeron que su enfermedad avanzo y la única manera de evitar complicaciones en su salud es cuidándose de las enfermedades de temporada o la tuberculosis.

En su testimonio manifiesta que partir de los 14 años comenzó a trabajar en la cooperativa Dolores en siglo XX, la experiencia lo llevo a conocer los centros mineros de caracoles, Viloco, Porco y María Luisa en Oruro donde casi siempre trabajo de perforista exponiéndose al polvo en el interior de la mina, “cuando uno es joven se expone a todo y sin medir las consecuencias”, señala.

En una entrevista con Radio Pio XII el minero cooperativista describe de forma profunda sus relaciones familiares, sociales y laborales “de mi familia he recibido todo el apoyo desde el momento que me diagnosticaron la silicosis, mis papas se angustian cuando me ven postrado en cama, soy fuerte y joven, quiero salir del hospital para seguir trabajando, me desespero para salir y a medida que me agito pierdo fuerzas”, así explica  de su enfermedad.

Para don Julio algo importante en el trabajo minero es la protección de la integridad física y salud, manifiesta que contar con los implementos de trabajo debería ser prioridad en cumplimiento a las normas de seguridad industrial, salud y seguridad ocupacional. En las cooperativas mineras la protección es personal cada uno se compra el guardatojo, los guantes, botas y el pulmosan para cuidarse en el interior de la mina, “hay seguridad pero cuando somos jóvenes no practicamos”.

En otra de las camas de la sala de neumología del “Hospital Jaime Mendoza” se encuentra un tercer paciente con silicosis, es un ex trabajador de aproximadamente 72 años de edad, con dificultades en la respiración cuenta que trabajo 40 años en la mina de siglo XX y a partir de los 15 años de edad, “No puedo respirar y no puedo caminar” manifiesta.

En todo trabajo de la minería, en sus profundidades existe el polvo ambiental lo que se conoce como Sílices que es un material muy duro principal partícula de la roca, los mineros tienen un mayor riesgo de adquirir la silicosis, si no se toma las medidas de pretensión de seguridad laboral.

La Silicosis pulmonar es un asesino silencioso, se encuentra en las enfermedades respiratorias de origen laboral como en la minería, construcción, albañilería y otros.

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA