EN LA MIRA

Oportunidad para que el gran río de Chuquihuta se desintoxique y vuelva a correr con aguas claras, calmando mejor la sed de los chuquihuteños y regando bien las semillas del desarrollo.

La reunión interinstitucional de ayer entre chóferes, autoridades originarias, cooperativistas mineros, autoridades de la alcaldía y población urbana fue un golpe de mano en el pecho o en el corazón frente al río que corre por esta población.

Luego de 45 minutos de explicación los técnicos del Centro de Ecología de Pueblos Andinos, que como médicos habían atendido al río en noviembre del 2018,dieron la noticia a una reunión de más de 70 personas: el río estaba enfermo, estaba ácido en algunos lugares, con poquísimo oxígeno y con algunos metales pesados como arsénico y cadmio y en algún lugar con mercurio.

Indicaron que eran aguas de clase D. Aclararon que las aguas de clase A son las mejores, las de clase B de menos calidad, las categorizadas en C contaminadas y las de clase D necesitadas de atención e intervención para curarse.

Los técnicos del CEPA aconsejaron hacer otro diagnóstico, al menos dos veces al año para aclarar las enfermedades que atacan al río.

Los presentes deliberaron, preguntaron, hicieron propuestas y al final encontraron la cura, la medicina para sanar al río.

1.- Darle más poder, más fuerza al Comité de Defensa del Río de Chuquihuta, cuya directiva tiene al alcalde al frente, le siguen las autoridades originarias, los concejales municipales, los cooperativistas mineros.

Los presentes decidieron también lo siguiente:

2.- Que el comité cuente con un plan de trabajo incluyendo los siguientes pasos y acciones:

a) Elaborar una propuesta para que un porcentaje de las regalías mineras que recibe la gobernación por la explotación del oro de Chuquihuta se destine a la disminución de la contaminación en el río.

b) Avanzar en elaborar propuestas y realizar trámites ante autoridades competentes para la instalación de un dique de colas o basurero de residuos mineros; la elaboración y tramitación de un proyecto de planta de tratamiento de aguas ácidas.

c) Contar con ayuda de autoridad e instituciones competentes con un plan de manejo de pasivos ambientales, es decir los residuos mineros que quedan a la intemperie en territorio del municipio.

3.- Estas tareas y acciones deberán contar con una resolución municipal que declare prioridad la lucha contra la contaminación.

4.- En el plazo no mayor a tres meses, la directiva deberá convocar a una nueva cumbre para ver cuánto de estas tareas y acciones se están iniciando o en cambio cómo se pretenden encarar

 

 

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA