EN LA MIRA

Quisieamos que la palabra HAMBRE sea una palabra del pasado

 

En el marco de la inauguración de la 42ª sesión del Consejo de los Gobernadores del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola (FIDA), que se realiza el 14 Y 15 de febrero. El Papa Francisco ha visitado la sede de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

 

Recojamos juntos las cinco ideas claves de su mensaje:

 

Primero.-  el papa lleva el rostro de los anhelos y necesidades de hermanos que sufren en el mundo.-

Mi presencia desea traer a esta Sede los anhelos y necesidades de la multitud de hermanos nuestros que sufren en el mundo.

Me gustaría que pudiéramos mirar sus rostros sin sonrojarnos, porque finalmente su clamor ha sido escuchado y sus preocupaciones atendidas.

Los pobres viven situaciones precarias: el aire está viciado, los recursos naturales esquilmados, los ríos contaminados, los suelos acidificados; no tienen agua suficiente para ellos mismos ni para sus cultivos; sus infraestructuras sanitarias son muy deficientes, sus viviendas escasas y defectuosas.

 

Segundo.- el hambre tiene que ser palaba del pasado.-

Quisi√©ramos escuchar. ‚ÄúEl hambre no tiene presente ni futuro. Solo pasado‚ÄĚ. Para esto, es necesario la ayuda de la comunidad internacional, de la sociedad civil y de cuantos poseen recursos.

El FIDA debe ayudar a cumplir los dos primeros objetivos de la Agenda 2030, los referidos a la erradicación de la pobreza, la lucha contra el hambre y la promoción de la soberanía alimentaria.

 

Tercera.- Las responsabilidades no se evaden, necesitamos soluciones reales y concretas

Exhorto a cuantos tienen responsabilidad en las naciones y en los organismos intergubernamentales, as√≠ como a quienes pueden contribuir desde el sector p√ļblico y privado, a desarrollar los cauces necesarios para que puedan implementarse las medidas adecuadas en las regiones rurales de la tierra, para que puedan ser art√≠fices responsables de su producci√≥n y progreso.

Las responsabilidades no se evaden, pas√°ndolas de unos a otros, sino que se van asumiendo para ofrecer soluciones concretas y reales.

 

Cuarta.- Impulsar el desarrollo rural

Lograr el desarrollo rural, un desarrollo del que viene habl√°ndose desde hace tiempo pero que no termina de concretarse.

Es paradójico que buena parte de los más de 820 millones de personas que sufren hambre y malnutrición en el mundo viva en zonas rurales, esto es paradójico, y se dedique a la producción de alimentos y sea campesina.

El éxodo del campo a la ciudad es una tendencia global que no podemos obviar en nuestras consideraciones.

 

Quinta.- La tecnología al servicio de los pobres

Es necesario fomentar una ‚Äúciencia con conciencia‚ÄĚ y poner la tecnolog√≠a realmente al servicio de los pobres.

Por otra parte, las nuevas tecnologías no deben contraponerse a las culturas locales y a los conocimientos tradicionales, sino complementarlos y actuar en sinergia con los mismos.

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SE√ĎAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA