EN LA MIRA

Hoy 19 de diciembre, A 22 AÑOS DE aquella masacre, 31 gramos de oro, es decir una onza troy, cuestan 1.257 dólares. UN BUEN PRECIO DIRÁN LOS MINEROS, especialmente aquellos que explotan grandes cantidades de este mineral.

Según estudios de reservas de las empresas que quisieron enriquecerse con el oro de Amayapampa se necesita mover una tonelada de roca para encontrar más de 1 gramo de oro en el cerro ubicado en este rincón de la patria, municipio de Chayanta, norte Potosí.

Las empresas que pasaron por Amayapampa en 1997 plantearon invertir 65 millones de dólares para ingresar al cerro y explotarlo a cielo abierto durante unos 10 años.

Sin embargo mientras los Garafulic se habían llevado el oro de Amayapampa y habían levantado un periódico, un canal de televisión y otras riquezas más, mientras se multiplicaba esa riqueza, allá en 1.996, en Amayapampa la población no tenía agua potable, se consumía agua de un pozo, no había energía eléctrica, no había un buen camino, no se contaba con acceso a salud y escaso acceso a educación…Para entonces el informe minero decía que entre Amayapampa y Capasirka, dos reservas grandes de ese mineral en el Norte Potosí, se producían 10 a 12 kilos de oro al mes.

En diciembre de 1996, la onza troy de oro, es decir 31 gramos, se cotizaba en 369 dólares, multiplicados por 6 a 8 kilos mensuales daban al menos unos 71 mil dólares como mínimo.

El diputado Lucio Felípez de UCS declaró en diciembre de 1996, luego de averiguar en impuestos y en la gobernación que el oro no pagaba regalías y tampoco impuestos.

En la fiscalía se supo que los Garafulic vendieron la mina de oro en 4 millones de dólares, sin embargo muchos decían que eso no era cierto que la mina había costado más. Pocas semanas antes de la masacre el cazaminas David O´Connor mandó a la mierda a los trabajadores que exigían respeto a sus derechos laborales y a su pedido de liquidación laboral justa, fue entonces que amparándose en el código minero pidió la protección de policías y militares.

Para esos años el mercado mundial de minerales se había vuelto a derrumbar, dos años más tarde los mineros del estaño pedían auxilio al estado para recibir una subvención por cada libra vendida, cuyo costo era apenas de un dólar o menos.

Fue ese año que el oro cayó a 256 dólares la onza troy, uno de sus peores precios.

El mejor año de una alta cotización del estaño fue en 2011, la onza troy de oro costaba 1.772 dólares, el precio récord no superado hasta la fecha. Estaba finalizando otro ciclo, otra bonanza de buenos precios de los minerales.

Sin embargo la pregunta para Comibol es ¿tiene 150 millones de dólares? ¿tiene 300 millones de dólares para reactivar bien en serio la mina de oro de Amayapampa?

Hoy 280 trabajadores están haciendo labores de preparación del yacimiento y también explotan el metal.

Cuándo va a llegar el desarrollo para Amayapampa? un rincón minero que ha dado tanto al país y ha hecho ricos y potentados a unos pocos.

Ese diciembre de 1.996 unos 1.500 militares y policías ingresaron a esta región, la orden salió de Gonzalo Sánchez de Lozada del MNR, el presidente de Bolivia, un empresario minero que se había aliado al capital transnacional.

El resultado de esa acción que pretendía preservar la propiedad privada aurífera: 10 vecinos de Llallagua, indígenas y mineros de Chayanta masacrados, muchos de ellos recibieron impactos de bala de calibre 9 milímetros, murieron desangrados, baleados por la espalda.

Este 19 de diciembre LLUEVE EN AMAYAPAMPA, EN EL RINCÓN DE LAS ALMAS, ALLÍ DONDE EL ORO SE HIZO SANGRE EN 1996 Y LA DIGNIDAD SE LEVANTÓ DE LAS CENIZAS DE LOS MASACRADOS.

 

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA