EN LA MIRA

Son papas que desde hace 4 a 5 años crecieron en las comunidades Jach´a y Quintapampa, ayllu Chayantaka, del municipio de Chayanta, Norte Potosí. Llegaron desde el Perú. Fueron rebautizadas con los nombres de Tani Tani, Jach´a y Tunante, resistentes a la helada y al granizo. No son cualquier papa, atrapan grandes cantidades de hierro y zinc, suficientes para combatir la DESNUTRICIÓN.

Estos tubérculos, trasladados desde las pampas peruanas, fueron cultivados por el programa Seguridad Alimentaria de Visión Mundial junto a 180 familias organizados en la Asociación Orposacha del ayllu Chayantaka. Al principio eran 12 variedades, de ellas tres sobrevivieron al clima y a la “hospitalidad” de esta región. Los ingenieros Elizabeth Calderón y Germán Molina presentaron el abc de estos productos. Los dos entrevistados señalan que mañana realizarán en La Paz el lanzamiento nacional de estas superpapas contra la desnutrición.

La variedad Tunante representa dinamismo, fiesta, alegría, ese es el carácter que los comunarios sueñan para sus niños, por eso bautizaron así a esta papa. Por cada kilo de este producto se encuentra 39.5 milígramos de hierro y 17.6 milígramos de zinc.
El tubérculo es bueno en salchipapa, sopa y puré, es aguanoso, dice la ingeniero Elizabeth Calderón.
La papa Tani Tani, según el ingeniero Germán Molina, crece en lugares altos y es muy resistente a la helada y granizada, da gusto consumirla en huayk´u a media mañana o papa sola, por cada kilo de Tani Tani se tienen 4.15 milígramos de hierro y 14 milígramos de zinc.
La variedad Jach´a fue cultivada en reconocmiento a la comunidad donde se ha trabajado, allí está el Comité de Investigación Agrícola sostenido por agricultores del lugar.
Esta papa es harinosa, de sabor agradable y por cada kilo de Jach´a se tiene 37.2 milígramos de hierro y 20.3 milígramos de zinc, por encima de las variedades normales como la Huaych´a y Sak´ampaya.

Los comunarios desarrollaron 4 toneladas de semilla de esta variedad de papa, multiplicarán el producto a 20 toneladas y el siguiente año ya saldrán a los mercados.
La dificultad podría ser económica, la arroba de papa normal cuesta 40 bolivianos, sin embargo estas variedades de papa fortalecidas con zinc y hierro costarían 60 a 70 bolivianos aproximadamente, por este motivo hay la idea de hacer convenios con alcaldías, empresas de desayuno escolar, los centros de educación-apoyo escolar papis y con otras donde se atiende a niños y niñas. El ingeniero Molina señala que el impacto contra la desnutrición se notará en los siguientes 5 años.

La ingeniero Elizabeth Calderón se esfuerza en decir que el método y las condiciones de cultivo de estos productos son orgánicos y no transgénicos.
Visión Mundial trabaja en Pocoata, Chayanta, Uncía y además Challapata con este proyecto que ha llegado a su fase final, es decir la inscripción de estos productos ante el gobierno nacional y la certificación correspondiente.

 

 

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA