EN LA MIRA

“Esperamos más de 5 años la solución a la contaminación en los ríos y hasta ahora no hay solución a nuestro pedido”, indicaron con mucho enojo decenas de comunarios y pobladores de Pocoata, quienes exigen la construcción de una planta de tratamiento de aguas ácidas que permita contar con agua para riego y para consumo humano en esa región del norte Potosí.

Muchos estaban furiosos porque no arribaron los viceministros de minería y de medio ambiente, tampoco el gobernador potosino y los congresistas de esta región a la convocatoria a la Quinta cumbre de medio ambiente del comité de defensa de la cuenca Macha-Pocoata-Colquechaca. Dieron plazo hasta el 20 de julio de este año para que las autoridades bajen a la cumbre sobre medio ambiente en la misma población de Macha donde se concentraron este pasado fin de semana.

Advirtieron movilizarse si no son atendidos en su pedido: la construcción de una planta de tratamiento de aguas ácidas, cuyo costo sería de 9 millones de bolivianos. Aunque estaba presente un técnico del ministerio de medio ambiente quien pretendía explicar un proyecto alternativo y según  él “sostenible”.

Estaban presentes también autoridades de los municipios de Pocoata y Colquechaca. Asimismo dirigentes de las cooperativas mineras de esta región. La diputada Rosa Álvarez y dos a asambleístas departamentales.

El proyecto de tratamiento de aguas ácidas señala que esas aguas salen del socavón que está más abajo del yacimiento donde operan quienes explotan mineral en Colquechaca, cuyo caudal es de más de 6 litros por segundo. Precisan  que esas aguas salen desde el interior de la bocamina san Bartolomé, “parte de los fluidos contaminantes van a las  aguas del rio rosario y a toda la cuenca Macha-Pocoata”.

La agricultura en el lugar incluye papa, trigo, cebada y haba, aunque sería mínima y de bajo rendimiento por esto se quiere concluir el proyecto.

Las aguas de buena calidad que salen de los topes gavia 1 y gavia 2 tienen un caudal de 5 litros por segundo y una acidez de 6, las aguas más ácidas en cambio tienen un caudal de 11 litros por segundo y una acidez de 2.63% es decir no aptas ni para el consumo humano ni para el riego.

Los presentes, unas 160 personas entre comunarios, pobladores de Macha, Pocoata indicaron que no están contra la explotación minera pero quieren una minería responsable, los representantes de la cooperativa minera de Colquechaca respondieron que deben ser las autoridades las que responsan a la contaminación. 

 

0
0
0
s2smodern

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA