EN LA MIRA

La ley que declara primera prioridad la atención contra el cáncer del cuello del útero y promete atenderlo de manera integral fue aprobada a fines de mayo del 2017 y hasta la fecha, febrero del 2018, aún no tiene reglamento aprobado oficialmente para su ejecución.

Juvenal Tito, director de salud del municipio explicó que el documento más el reglamento está en revisión en el Servicio Departamental de Salud Potosí.

Esta norma establece que todas las mujeres de Llallagua deben tomarse obligatoriamente la prueba de Papanicolau una vez al año para evitar contraer el virus del papiloma humano, causan del cáncer en el cuello del útero.

La ley dispone que el gobierno municipal debe emprender las siguientes acciones con ayuda y coordinación del Servicio Departamental de Salud, el gobierno central e instituciones privadas y públicas: spots publicitarios y cuñas radiales en los medios de comunicación de manera permanente; organizar campañas de salud y ferias de salud para prevenir este cáncer.

Las campañas tienen el lema ¡YO SÍ QUIERO VIVIR! ¿Y TÚ?; establece la organización de una red de municipal de servicios de salud en el municipio con este fin; dotar de equipos y materiales necesarios a los centros de salud con dineros del municipio; capacitar, actualizar y sensibilizar  al personal para que brinden trato cálido y de buena calidez a la población que enfrenta este problema; apoyar económicamente para el manejo, evolución y seguimiento a personas a las que se les confirmó que tienen cáncer; finalmente realizar convenios con institutos y centros especializados en cáncer a nivel departamental y nacional.

Manda además crear un programa municipal de atención integral para enfrentar este mal en puestos de salud, centros de saluD y hospital general Madre obrera.

Asimismo un carnet como garantía que las damas se tomaron la prueba; facilita al gobierno municipal de Llallagua firmar convenios con otros gobiernos municipales o gobierno deparatmental, nacional o con instituciones para beneficiar a las enfermas con este cáncer.

Para la difusión de la prevención y atención integral del cáncer cérvico-uterino se dispondrá de un monto económico del presupuesto de salud y se crearán brigadas móviles para llegar a todas las mujeres del municipio.

La norma tiene 10 artículos y 5 disposiciones finales.

Sólo 17 de cada 100 mujeres se tomaron la prueba de Papanicolau hasta el año 2017 en este municipio, es decir 1.700 de 10 mil mujeres en edad fértil. Naciones Unidas recomienda que al menos 80% del total de damas deben someterse a la prueba para prevenir el impacto del cáncer cérvicouterino.

 

0
0
0
s2sdefault

NUESTRA SEÑAL EN VIVO

      PIO XII SIGLO XX      

        PIO XII ORURO       

 PIO XII COCHABAMBA