mi
21. nov 2018

COCHABAMBA

RADIO PIO XII, 27 de marzo 2018.- El templo de Sacaba fue adornado cuidadosamente con flores blancas, en el atrio de la Igleisa se ubicaron los mariachis que iban acompañar la celebración. A la entrada del templo estaban varias parejas vestidas de blanco dando la bienvenida a los que ingresaban en el templo, el esposo recibia una rosa roja que serviria de signo de amor dentro del misa. 

Poco a poco los asientos del templo fueron ocupados, se veina parejas de todas las edades; un años de casados dos, tres, 10, 15, 42, 55 años de casados. 

La celebración comenzó un templo lleno total, las parejas se tomaban de las manos, en el momento de perdon el celebrando el P. Carlos Currier pidió a las parejas mirarse a los ojos, pedirse perdon, y luego darse un beso de amor: "No un piquito de amigos, sino un beso de amor" dijo. 

En su reflexión comenzó y terminó cantando la canción de acción de gracias: "Este es el dia en que actuó el señor sea nuestra alegria y nuestro gozo". Dijo que agradece a Dios por tantas parejas que quieren vivir felices su amor con la Bendición de Dios. Pidió a las parejas renovar prmanentemente su amor, su respeto y su fidelidad; y sobre todo pedir a Dios que este presente en las alegrias, y momentos felices, pero sobre todo en los momentos tristes y dificiles. 

En la liturgia de la renovación de promesas matrimoniales, las parejas se miraron a los ojos, cada pareja se comprometió a amarse, el varon entregó a la rosa roja a su pareja en señal y compromiso de continuar proevendo detalles de amor para hacer crecer el cariño en el hogar. 

Despues de la bendición todas las parejas salieron del templo como en el dia de su matrimonio, volvieron a oir y vivir aquel dia, volvieron a escuchar y ser protagonistas de la marcha nupcial. Seguidamente continuó la fiesta en la plaza de Sacaba; la orquesta estaba preparada para que todas las parejas bailen una vez mas el vals del matrimonio. En la plaza de Sacaba mas de 300 parejas bailaron el viejo vals vianes. 

Continuo la fiesta, hubo tortas para compartir, un refresco, y mucha alegria. 

Así se celebró el miercoles santo de las promesas matrimoniales en Sacaba. 

JOSE BLANCO

 

0
0
0
s2smodern